¿QUIEN ESCRIBIO ROMEO Y JULIETA? Invocando al espíritu de Shakespeare.

El 29 de Octubre de 2009, la médium Jayne Wallace utilizó las redes sociales, en concreto twitter, para una sesión en directo de espiritismo, la vidente invocaría a personajes famosos y los twitteros efectuarían sus preguntas a través de la red. Días antes se había pedido a los propios usuarios que eligieran a sus personajes favoritos para ser invocados por Wallace, uno de los finalmente elegidos fue William Shakespeare. Esta, sin embargo, no sería la primera vez que la invocación del espíritu del escritor se convertiría en un evento internacional.

shekespeare

Aunque no se sabe a ciencia cierta donde nació el rumor, lo cierto es que desde hace años muchos son los que han puesto en entredicho la autoría de las obras de Sahkespeare. En 1940, un fanático de las  obras del escritor quiso zanjar la controversia, para ello contrato a la médium Hester Dowden, famosa por haber contactado supuestamente con los espíritus de, entre otros Oscar Wilde o el Apóstol Felipe, para que invocara al espíritu de Shakespeare  y fuera este mismo el que se reivindicara en relación a las inmortales Romeo y Julieta o Hamlet.

Durante la sesión, se invocarían a tres espíritus, Francis Bacon, el Conde de Oxford y  por supuesto a Shakespeare. Johannes, que así se llamaba el organizador del evento efectuaría las preguntas, y el método utilizado sería el de escritura automática a través de la médium. Bacon fue el primero en aparecer, a aunque negó la autoría de las obras, no perdió ocasión para denunciar la mediocridad de la pluma del también conocido como el Bardo de Avon, cuyo espíritu irrumpió inmediatamente en la sesión profundamente enfadado según las manifestaciones de la vidente, pero que tras reafirmarse como un hombre sumamente inteligente, finalmente reconoció que sus obras eran fruto del Conde de Oxford.

Según los informes que Hester Dowden dijo obtener en sucesivas sesiones, William era solo director escénico, y el Conde de Oxford había buscado su ayuda para que diese forma a sus escritos en obras de teatro. Como prueba final de la autenticidad de esta revelación en apariencia sensacional, Hester Dowden persuadió al Conde de Oxford para que le dictase tres nuevos sonetos. Cuando se publicaron fueron reconocidos coma “dignos en calidad poética a los mejores sonetos de Shakespeare de los que tenemos noticia“.

vidente

Dowden murió en 1949 envuelta en un alud de dudas sobre la autenticidad de sus famosas sesiones de espiritismo, las mismas dudas que a día de hoy todavía envuelven a las obras de Willian Shakespeare.

También te podría gustar...