¿Qué son los fantasmas? Parte II


En la parte uno de este artículo hablamos acerca de qué son los fantasmas, porqué se manifiestan y qué tipos de manifestaciones existen. Para leer acerca de esto por favor haz clic aquí .

Fantasmas que nos ayudan a transitar al otro plano.

 

death-bed

Probablemente te has preguntado porque algunas personas dicen que al momento de morir nos encontramos con seres queridos que ya han partido hace algún tiempo.
Como explicamos en la primera parte de este artículo, un fantasma es un tipo de formación mental que es independiente del cuerpo físico y que existe como todo, dentro de una fuente de energía infinita que anima todo lo existente.
Al remontarse por encima de los límites físicos de la temporalidad y del espacio, desde la perspectiva de esta fuente de energía infinita todo pensamiento que haya sido pensado aún existe. Esto le permite reactivar cualquier pensamiento que desee.

La reactivación de estos pensamientos de “yo” (o formación mental de su cuerpo físico) facilita la interacción con alguien en este planeta o plano. Esto es lo que las personas suelen ver cuando están en su lecho de muerte.
En tal momento entran en una especie de espacio-libre donde son capaces de ver a sus familiares ya fallecidos u otras personas llamándoles desde el otro lado. Y la mayoría de las personas piensan se trata de alucinaciones propias de la debilidad o la enfermedad.
En este caso particular no estamos lidiando con la manifestación de un fantasma. Con lo que estamos lidiando es con la energía de fuente infinita que ha reactivado estas formaciones mentales pertenecientes a los seres queridos del que está por fallecer.

drowsy
Tales formaciones mentales son reactivadas a fin de beneficiar las emociones y sensaciones de la persona que interactúa con ellos.
Por ejemplo nuestra abuela enferma en su lecho de muerte se va a sentir mucho más cómoda viendo que el que descubre el velo entre ambos planos es su esposo, o alguien que conoce y quiere mucho. De ese modo ésta podrá liberar su resistencia y alivianará la sensación de trauma causado por el paso hacia el otro estado, si esto fuese necesario. Este es un ejemplo de lo que denominamos un “Tulpa entrante”, explicado en la parte uno de este artículo.

La comunicación con fantasmas

 

0be4a7e45b27015caf497062c808ad04201e24eb
En la vida cotidiana no solemos percatarnos de la presencia de fantasmas o tulpas y cuando sucede nos sentimos confundidos. Desconocemos qué los mantiene en este plano, porqué se manifiestan y cómo podemos interactuar y comunicarnos con ellos.
Para aquellas personas que aún no han desarrollado la capacidad para verles u oírles, el uso de la imaginación (creación) es el primer paso para comenzar a experimentar la interacción con ellos.
Fuera del mundo físico los pensamientos o formaciones mentales son tan o incluso más eficaces como herramientas de comunicación que las mismas palabras, así que podemos comenzar a comunicarnos con ellos a través del pensamiento.
Todos somos capaces de comunicarnos con ellos de modo no verbal. Si lo hacemos podemos causar una alteración en su campo vibracional, haciendo que dejen ir la proyección que está nutriendo su existencia en este plano. Es por esta razón que es tan efectivo tomar acciones que ayuden al tulpa a finalizar sus “pendientes” en este plano cuando estamos intentando deshacernos de un fantasma. Consecuentemente se les puede hablar o guiar hacia su desmanifestación o disolución.
Cada vez que se les guía hacia la luz, esencialmente lo que se está haciendo es ayudarlos a disolverse y dejar de manifestarse.
Cada vez que se resiste su presencia, en cambio, se les está “alimentando” con nuestra energía y foco. Por ejemplo, gritarles o pedirles que se vayan, mientras estamos llenos de ira o miedo, solo nos hará entrar en una conversación sorda con ellos y lo único que realmente provocaremos en el plano no-físico es energizarlos aún más. Dado que tal resistencia otorga al fantasma la suficiente energía para manifestarse, se debería intentar por lo tanto no resistirle. Además debemos considerar que dado que en el universo todo se encuentra íntimamente unido, cuando rechazamos o resistimos una formación mental o fantasma, estamos al mismo tiempo resistiendo un aspecto interno de nosotros mismos.
Comúnmente es considerado muy útil el crear alrededor de nosotros una especie de barrera de luz que nos proteja como un escudo, una luz blanca, brillante. Sin embargo, debemos tener presente que cuando estamos creando tal realidad aquí, estamos creando al mismo tiempo en el mundo no-físico su contrapuesto. Es decir, estamos creando algo de lo que debemos ser protegidos.
Cada vez que generamos estos pensamientos, estamos instantáneamente enviándole el claro mensaje al universo de que nos debe ayudar a manifestar esto en la realidad física. No porque sea verdad, sino porque el universo está regido por la ley de atracción y nos enviará lo que sea en lo que nos enfoquemos con la voluntad necesaria.

La vibración hace posible la comunicación con fantasmas

 


Si una formación mental (ego) muere con un fuerte deseo por algo, su vibración continuará resonando incluso después de que la persona haya dejado su cuerpo físico.
Si una formación vibra de manera equivalente a otra, la comunicación entre ambas será posible. Es común por esto que un fantasma de baja vibración se haga manifiesto frente a algunas personas y no a otras incluso si comparten el mismo espacio físico. Con frecuencia son las personas que están más atemorizadas o se sienten más incapaces, desamparados, tristes, etc. quienes se encuentran más expuestas a este contacto. Su estado emocional negativo ofrece un equivalente vibracional que posibilita el contacto. Tristeza, desolación, ira, se transforman en el canal perfecto para que ellos puedan manifestarse.
Los médiums en cambio, poseen la capacidad de vibrar en un amplio rango y pueden por tanto entrar en contacto con entidades de diferentes vibraciones. Esto les permite ir más allá del mero contacto e interactuar con el fantasma, interpretando y enviando mensajes de un plano a otro.

 

¿Es seguro comunicarse con fantasmas?

 

Brotherhood-of-Light
Si somos capaces de pensar en cosas relacionadas con fantasmas que nos hacen sentir totalmente a salvo, esto resultará en que jamás nos sentiremos atemorizados ante un tulpa ni seremos dañados por éste.
Esto es de vital importancia, por ejemplo, al hacer una limpieza energética de un hogar. Si ésta involucra comunicación con el tulpa es necesario estar en un estado vibracional muy estable, firme y elevado. De no ser así es preferible pedirle a alguien que si lo esté para que lo haga por nosotros. Como ya mencionamos, si se siente miedo (u otras emociones en descontrol) durante el proceso, lo único que se logrará será entregarles gratuitamente nuestra energía para que puedan perpetuarse (en el mundo físico), en lugar de ayudarlos a disiparse.
No existen las formaciones mentales malignas en sí, pero su vibración es lo que es más relevante. Nuestro cuerpo no físico, nuestro espíritu está siempre en una vibración de energía positiva pura. Sin embargo, nuestro “concepto de yo” o identidad no siempre vibra al mismo nivel, debido a que contiene nuestra huella o historia personal que a la vez está relacionada a nuestros miedos, creencias y todo lo que nos identifique como un yo.
Por ejemplo, si nos encontramos con la identidad (tulpa) de alguien que se identificaba con la idea de dañar a otros, es obvio que nuestra interacción con éste no será particularmente agradable.
No solo identidades o pensamientos pueden mantenerse presentes y produciendo vibraciones en este plano, sino también eventos.
No hay nada falso en aseverar que en un sitio donde tuvieron lugar eventos trágicos queda una marca vibracional o una huella.
Si bien es claramente posible disipar esa “huella”, mientras alguien cree (genere) pensamientos o recuerde que en aquel sitio ocurrieron eventos trágicos (homicidios, suicidios, etc…) esas formaciones mentales tendrán la suficiente energía para así poder manifestarse en el plano físico (incluso si estas no se habían manifestado con anterioridad).
Existen incontables métodos para ayudar a de-manifestar a las formaciones mentales y muchos pueden resultar funcionales si nos preocupamos de que no involucren una resistencia hacia éstas.
Dado que en el universo todo se encuentra íntimamente unido, cuando rechazamos o resistimos una formación mental o fantasma, estamos al mismo tiempo resistiendo un aspecto interno de nosotros mismos.

Interacción y ayuda

 

brandglass-saveoncrafts
Una forma muy simple de trabajar con un tulpa es interactuar sin resistencia.
Se pueden utilizar recipientes de cristal, copas, etc y llenarlos con agua pura, ya que ambos, los cristales y el agua son amplificadores naturales de la energía. Así que al llenar una copa con agua, estamos permitiéndole al tulpa utilizar la frecuencia de estos elementos para poder manifestarse físicamente.
Al iniciar una interacción ésta debe ser por el beneficio de ellos mismos (tulpas) y por las personas a las que éstos necesitan dejarles su mensaje (incluyéndonos nosotros).

Para aquellos que no se comunican instantánea y naturalmente con ellos, notarán que es particularmente útil colocarse en un estado meditativo de total apertura. Así estas formaciones mentales podrán ser capaces de proyectar ideas a través de ustedes, directamente en su mente.
Así que si aún no les es posible oírles físicamente, es de mucha utilidad crear un canal abierto de energía por el cual ellos puedan dictarnos su mensaje y así nosotros podremos traducirlo con nuestra escritura o dibujos sobre un papel.
Es importantes hacerles saber quiénes somos nosotros y quienes son ellos (en caso de tener información pertinente) y también hacerles saber en qué situación es en la que se encuentran.
Se les harán preguntas que se sientan necesarias de formular (en pro SIEMPRE del beneficio de los interactuantes -nosotros-ellos-los destinatarios del mensaje). Y lo que es más importante aún deberemos focalizarnos en lo que ellos sientan en el deseo de comunicar. En esencia estamos trabajando con ellos para juntos alcanzar la vibración de alivio o liberación.
Cuando esto haya ocurrido, se puede pedir la ayuda de nuestros guías personales (si es que se tienen) para que los guíen hacia un vortex o abertura en la dimensión física, que luce como una luz pura e intensa que se les acerca. Esto puede ser visualizado, no es necesario que se vea con los ojos.
Ellos pueden o no querer ser guiados hacia esta luz, la mayoría de las veces lo hacen. Si es que lo hacen es porque los has ayudado exitosamente a de-manifestarse y cesarán su interacción con la dimensión física.
Si no lo hacen, podemos intentar hablarles a través de la vibración de que efectivamente están disolviéndose en la luz. No obstante, si luego de un tiempo todavía no muestran la voluntad de hacerlo, debemos permitirles no tenerla. Esto ocurre frecuentemente cuando estamos frente a una manifestación que está muy apegada a alguien que está aún con vida y sienten que aún los necesitan.
Lo interesante es que si deciden permanecer en la dimensión física su vibración cambia debido al nivel de consciencia que alcanzaron a través de nuestra interacción con ellos.

Esto cambia en esencia la forma en que ellos perciben su propia existencia y muchos de ellos volverán después de un tiempo para que les ayudemos a de-manifestarse finalmente.

Post interacción

 

107731_4d7227b2e295221c0065e584ccde1a9a.jpg_srz_400_270_75_22_0.50_1.20_0.00_jpg_srz
Luego de esto es importante re-centrarse y hacer fluir energía por todo nuestro ser (físico y no físico). Este paso se puede realizar puramente mediante la visualización profunda de un flujo de energía potente pasando a través de nuestro cuerpo físico y a través de la totalidad de nuestro campo áurico, solo para asegurarnos de no mantener ninguna huella de la interacción que hemos tenido. Queremos SOLO mantener la vibración de lo que nosotros somos en el aquí y el ahora.
Luego nos aseguramos de disponer del agua utilizada en el exterior, directamente en la tierra.
No es aconsejable desechar el agua por el drenaje o al bote de basura, porque lo que estamos tratando de hacer es que estamos intentando que aquella la huella de la energía y su mensaje entre en contacto con algo que tiene una vibración alta (tierra, en este caso) que es capaz de hacer que esta energía se disipe, de la misma manera que le es simple consumir un cuerpo sin vida, disipándolo y convirtiéndolo en parte del todo.
Para finalizar es bueno devolver o resetear el estado vibracional del lugar en que se realizó este proceso.

Obviamente esto no puede hacerse desde una postura de resistencia, sino desde un estado de apertura debido a que esto nos ayudará a nosotros y nuestro medio a elevar la vibración. Este paso se puede realizar usando salvia seca en forma de moxa o barra de incienso.
Se enciende y se recorre cada rincón de la casa sin excepción, incluso si se percibe como necesario se puede realizar en los exteriores de la casa.
Permita que el humo de la salvia alcance todos los rincones lentamente, y al hacerlo visualice que este humo absorbe toda vibración baja, problemas, emociones negativas de las personas que nos rodean, toxicidad o lo que sea que deseamos purificar.
Luego de hacer esto, dese usted mismo un baño de salvia. Esto se realiza tomando el humo con ambas manos y pasándolo por sobre su cuerpo, empezando por su rostro, como se si estuviese dando una ducha con agua.
Visualice cualquier pensamiento o energía discordante o negativa siendo capturada por el humo de la salvia y siendo disipada en la infinitud.
Finalmente apague la salvia en pequeño un recipiente con agua.
Después de esto se puede visualizar una luz potente traspasando el suelo de nuestra casa y que se conecta con el centro de la tierra. Este proceso se denomina enraizamiento del hogar (similar al que se realiza con las personas en las artes marciales y otras prácticas espirituales). Luego visualice en el centro de su hogar una esfera de luz brillante, casi como un pequeño sol y a medida que respira, visualice esta esfera expandiéndose hasta que contenga la casa entera (techo, base).

Con esto se logrará que la casa esté contenida en esta burbuja de luz de alta vibración. Alrededor de aquella burbuja visualice un aro de luz violeta o una llamarada de luz violeta. Mantenga eso en mente por un tiempo, y luego dele dos misiones a esta luz, dos intenciones.

La primera es la de que esta luz se mantenga intacta incluso después de que nuestro foco haya cambiado. Y la segunda que los seres de luz, naturaleza divina o que poseen un nivel vibratorio alto puedan entrar cuando lo deseen (en una suerte de invitación implícita).
Al interactuar con un fantasma, es importante comprender que no se está interactuando realmente con la consciencia de la persona, ya que la posibilidad de quedarse “atrapado” en este plano después de morir no existe. Con lo que se está interactuando es con la huella que estos dejan. Es aquella piel que ellos han dejado que se está manifestando en la dimensión física, nada más.
Creative Commons License
¿Qué son los fantasmas? Parte II by PaminAlchemy is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

Pam

http://narradoresdelmisterio.net/wp-admin/profile.php

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*