QUE PUTADA. ESTOY MUERTO!

Estoy muerto. De repente me encuentro en mitad de lo que parece ser un centro comercial. Todo blanco deslumbrante, con una cierta neblina, lleno a rebosar de gente con túnicas blancas y con una horrible megafonía musical estilo ascensor. Mi túnica, es tres tallas mas pequeña, demasiado ceñida para mi gusto. El lugar esta abarrotado de gente, algunas mujeres llevan mini túnicas, lo que me hace albergar ciertas esperanzas para una vida eterna. Me encuentro perdido, pero diviso una cabina de información, me dirijo allí para dilucidar mis dudas. Como en la vida mortal, la encargada me mira sin ningún interés. – ¿ Religión? – me pregunta – pues mire, yo soy agnóstico-, le digo -Excelente, esta usted en el sitio adecuado-. -¿Ya, pero exactamente, donde estoy? – Pues en el Paradise Center, donde los agnósticos como usted, pueden elegir el cielo mas adecuado a sus intereses, aquí encontrara tiendas de todas las religiones, algunas con ofertas interesantes de fin de temporada,- perplejo sigo con mis preguntas- ¿Y los ateos? – El Ateo Rock Festival empieza a las 11,pero ya no quedan entradas, deme su nombre y una dirección de correo electrónico ,son las normas -.Le proporciono los datos y empiezo mi paseo.
Entro en una tienda llamada el “Cielo Musulmán”, en su interior un grupo de gente esta discutiendo, Chiíes, suníes y otras ramas del Islam. Para no molestar me limito a coger un folleto de propaganda .El encabezado parece sugestivo : En la Yanna encontraras pabellones repletos de huríes vírgenes y ríos de miel, leche y vino. Lo de las huríes y el rio de vino me convencen, pero soy diabético e intolerante a la lactosa o sea que la miel y la leche descartados. Sigo mi paseo y me llama la atención una tienda con gran iluminación y un enorme cartel de neón parpadeante donde pone “ The Catholic Heaven” muy al estilo iglesia de Las vegas. Un predicador vestido como Elvis Presley, me habla entusiasmado del cielo católico, un nuevo jardín del Edén y conocer a Dios personalmente. Lo de conocer a Dios después de tantos años estudiando en un colegio de curas me parece sugestivo. Me despido mientras me canta el Only you. Con tanto paseo, me esta entrando hambre, veo un restaurante llamado ABRAHAM RESTAURANT con un cartel de comida kosher y clases de judaísmo, allá voy. La comida estaba riquísima, pero un rabino insistía en leerme los doce tomos del Talmud. Demasiado complicado y me hubiera estropeado la digestión. Siguiendo con el paseo, un grupo de hare Krishna con sus tambores y platillos me asaltaron y sin mediar pregunta me cantaron sobre las excelencias de alabar a Krishna,uno de ellos, mas comedido, me hablo también de Vishnu, Brhama, Kali y otros dioses que no recuerdo. Demasiadas divinidades para contentar. Como no llevaba suelto encima, me largue sin darles propina. En el Nirvana Shop un monje budista me examino el aura y me dijo que aun me quedaban como cuarenta reencarnaciones para acabar mi ciclo de renacimientos. Que pereza. .No podía mas y me senté a tomar café en una franquicia del Starbucks Coffee Heaven. Estaba agotado y aun quedaban religiones y sectas que consultar, pero en un momento se me hizo la luz, ¡ya sabia lo que quería!.
De repente.
La imagen se desvaneció.
Fundido a negro.
De golpe me encontré en una escena que parecía sacada de la serie “Anatomía de Grey”, un tipo con las palas de un desfibrilador sobre mi pecho exclamo con gran alegría-¡Lo hemos recuperado, ya tiene pulso!-.
Había sufrido un infarto. Días después tan solo tenia un vago recuerdo de mi experiencia, retazos de imágenes y una angustiosa sensación de haber encontrado la verdad absoluta y no tener ni puta idea de cual era. Entonces recibí un mail.

http ERROR 404

We cold not find above HEAVEN page on our servers.

En fin, el Cielo puede esperar.

Tom Roca

20140619-114315-42195127.jpg

También te podría gustar...