PSICOPATAS. Mi crónica, la reflexión del programa.

“No daba de comer a los perros, los mantenía enjaulados durante días con el bozal puesto. Cuando una prisionera caía al suelo desfallecida, mandaba a su criada polaca que trajese los perros y los azuzaba, lanzándolos contra aquellas mujeres desnutridas que apenas podían defenderse y que eran despedazadas vivas por los animales, ella miraba la escena sonriendo”.

«Soy un romántico fetichista.  Palpe la cadera y me pregunte por donde empezaría a comérmela…cogí un cuchillo y lo clave dentro. corte un trocito y me lo metí directamente a la boca. No tenia olor ni sabor, y se me deshizo como si fuera sushi. Al fin me estaba comiendo a una hermosa mujer blanca y pensé que no había nada mas delicioso!»

No, no son escenas de ninguna película, la primera forma parte de la declaración de uno de los testigos del juicio contra  Irma Grese, la cual, con tan solo 19 años fue nombrada supervisora de prisioneros del campo de concentración de Auswchwitz, condenada a muerte, fue ahorcada poco después de cumplir los 23, su juventud, y dicen su cara angelical dieron origen a que se la conociera como «El Angel de Auschwitz»  La segunda forma pare de la confesión de  Issei Sagawwa , un cumulo de negligencias judiciales,  provocó que quedara en libertad cuatro años mas tarde. Hoy en dia es un autor literario reconocido en su país, Japón,  con varias obras dedicadas al canibalismo.

Estos son solo dos de los cientos de escalofriantes casos de psicópatas, que una vez mas hacen cierta esa frase de que la realidad, casi siempre supera a la ficción.

irma issei

De los locos se dice que ni son todos los que están, ni están todos los que son, refiriéndonos evidentemente a los internos de hospitales psiquiátricos. Con los psicópatas pasa lo mismo, psicópatas hay en todo el mundo, en todas las clases sociales, analfabetos e ilustrados,  y en todas las esferas, ya sean religiosas o políticas, la historia da buena fe de ello. A fin de cuentas la psicopatía no es mas que un trastorno antisocial de la personalidad, trastorno  que se puede originar en la infancia, en la adolescencia, en el rechazo, y en algunos casos en ese gen que denominamos maldad humana y que la ciencia aun no ha sabido ubicar en su lugar.

Al psicópata, a diferencia del reo común, no se le puede corregir, vive bajo sus propias reglas, con sus propios códigos, están mas allá del bien y del mal, y solo sentirán culpa cuanto transgredan ese código propio, por lo tanto, sus actos dependerán del lugar en el que su consciencia ponga el listón.

¿Enfermedad? Sería un termino genérico para definirlo, lo único que me cuesta es como encuadramos a esos otros, que pese a no haber cometido ningún delito, forman parte de los club de fans de asesinos famosos, siguen la ideología de lideres genocidas, los que les siguen dirigiendo la palabra a los maltratadores, o los que escriben cartas de admiración a los autores de los crímenes  mas horribles. ¿Psicopatas en potencia? Puede ser, aunque yo particularmente lo llamaría «sociedad enferma».

sociedad enferma

 » Estaba tan lleno de odio, que no había lugar dentro de mí para sentimientos como el amor, la pena, la ternura, el honor o la decencia,  de lo único que me lamento es de no haber nacido muerto, o simplemente. no haber nacido» Carl Panzram. Condenado a Pena de muerte por veinte asesinatos, aunque se supone que en realidad fueron muchos mas.

Fran González

simbolos TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

 

 

 

 

También te podría gustar...