Portadas malditas

sargent-peppers-lonely-hearts-club-bandHola credulillos Hoy quiero hablar de música porque ya nos hemos reído mucho del cine y las películas de terror absurdas. Y de música en mayúsculas, porque mis cefaleas de estos últimos días me han permitido volver a escuchar auténticos “oldies” que tenía ganas de analizar.

Dicen que hay portadas de discos malditas. Dicen que hay dobles caras en muchos vinilos que nos transportan al más allá (o al más acá, supongo que depende de dónde esté uno). Dicen que hay premoniciones sueltas por ahí. Como ésta.
¡Los Beatles! Y su Sargent Pepper’s Lonely Hearts Club Band (que menuda largura de título! Yo lo habría acortado. Pepe. Punto.) La cuestión es que, además de ser uno de sus álbumes más vendidos, un éxito arrollador, y un pilar de la cultura indie-rock-pop… esconde ciertos misterios.
La leyenda urbana dice que Paul McCartney murió en un accidente de coche y que fue sustituido por un actor/cantante en 1966. Un 9 de noviembre. Y ahora, para echar leña a la hoguera, nos hablan del sentido oculto de sus portadas.
Ésta, en concreto, es tremebundamente psicodélica. ¿La habéis visto bien? Qué cantidad de colores y de gente. Dicen que la canción “Lucy in the Sky with Diamonds” esconde las iniciales de una droga. No me extrañaría nada.
Además, en la portada del disco (al loro con el retorcimiento mental), aparecería una tumba de flores y un bajo, hecho también con flores, señalando a la izquierda. Claro, McCartney era zurdo, lo que significa claramente que va a palmar. Es que es de risa.
La beatlemanía no conocía límites. Y McCartney aparece de espaldas en la contraportada. Lógicamente (para ellos, porque hay que ver lo que se calentaban la cabeza), eso predecía una muerte segura. Ya sabéis, si grabáis un disco, no os pongáis de espaldas. Ah, y un último detalle. Sobre su cabeza hay una palma de la mano de alguien, abierta. Síntoma evidente de una muerte dolorosa. Ellos lo veían así.
Claudia cree que Los Beatles abusaban de ciertas drogunas y se lo pasaban en grande diseñando sus propias portadas. “Cómo enajenar al personal, capítulo 1″. Seguro que daban lecciones de psicodelia. Si vivieran hoy, montarían un tarot televisivo con maravilloso éxito.
¿Conocíais la leyenda oculta en la fotografía?
No olvidéis decirme qué os parece aquí, en el blog o en el canal de YouTube, credulillos.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: