MEDUSA

Cuentan que Medusa era una de las tres gorgonas, la única mortal a diferencia de las otras dos, Esteno y Euríale. Las gorgonas eran hijas de dos divinidades marinas, Forcis y Ceto. El aspecto de estas era terrible, en su sonrisa lucían un par de colmillos de jabalí, sus manos eran de bronce y tenían dos alas de oro, lo que no les impedía de poder volar. Si miraban fijamente a alguien a los ojos, este quedaba  petrificada al momento. Hasta aquí la historia, que no la leyenda, porque quizás en esta historia, los dioses  trasgiversaron algunos datos, quien sabe, posiblemente para ocultar que a menudo no todo es lo que parece.

medusa

 Cuenta la leyenda que Medusa era una mujer mortal, hermosa y tentadora como el más dulce de los pecados, que ejercía de sacerdotisa en el templo de Atenea, Diosa de la pureza, la castidad y la sabiduría, La  belleza de la joven  no pasaba desapercibida a los ojos de ningún mortal, y ni tan siquiera a los de los dioses del Olimpo, ya que el mismísimo Poseidón, rey del mar, estaba perdidamente enamorado de ella.

 Poseidón estaba dispuesto a no descansar hasta conseguir su propósito, poseer a Medusa. Cierto día, el Dios se transformó en ave, y violó a la joven en el interior del templo de Atenea. Está, terriblemente ofendida, porque su templo había sido usado con fines muy diferentes a los que estaba destinado, y entendiendo que Medusa simboliza todo lo contrario a ella, deseo y carnalidad, decide castigar a la joven convirtiendo su cabello en siseantes serpientes y dotando a sus ojos de una densidad tal, que todo aquel que los mirará quedaría convertido en piedra. Medusa, se había transformado en un monstruo, pero aun así, se hace valer por su andar provocador y sensual que hipnotizaba casi tanto como su mirada.

Atenea  que no queda totalmente satisfecha con su castigo, pues ve que este no estaba cumpliendo el propósito que ella perseguía, decide entonces enviar al valeroso Perseo, hijo de Zeus y Danae, para que con la ayuda de algunas armas mágicas, unas sandalias aladas, una capa de invisibilidad , una espada, un casco y un escudo, corte la cabeza a Medusa y le de muerte. Éste, muy inteligentemente, usó su escudo a modo de espejo para que Medusa se reflejara en él, siendo ella la que quedara convertida en piedra y de este modo pudiera vencerla y entregarla a la diosa.

Y cuentan, que desde entonces la cabeza de Medusa fue imagen del escudo de la casta Atenea como instrumento para atemorizar al enemigo. En ello se unía la perversión y la virtud, aleccionando de que, en realidad, ni nada es tan malo, ni nada es tan bueno.

medussa y perseo

A decir de algunos, en el momento de la muerte de Medusa, ella estaba embarazada de Poseidón y al morir, de su sangre nacieron Pegaso, el caballo alado y el gigante Chrisaor.

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...