Meditar con las cartas del Tarot: el Mago

La primera carta del Tarot es el Mago: simboliza al ser humano y a la actividad mental consciente. Nos recuerda el poder de la concentración, nuestra agudeza mental, la capacidad que poseemos de síntesis y de análisis, y nuestro equilibrio mental. Su regente astrológico es Mercurio, que representa la agilidad mental y la inteligencia, así como nuestra forma de comunicarnos, y la diplomacia al expresarnos.

Para empezar la meditación con la carta del Mago nos deberemos situar orientados al este, comenzando por una relajación en una postura que nos resulte cómoda. Vamos a imaginar que nos proyectamos mentalmente en el interior del arcano, y nos vamos a identificar con la figura del Mago.

Vamos a concentrarnos en aquella situación de nuestra vida que queramos eliminar y vamos a visualizarla delante nuestro como si fuese una fotografía. Cuando la tengamos totalmente visualizada utilizaremos la varita mágica que sostenemos en nuestra mano derecha para enviar un rayo de luz potente a la escena que hemos visualizado, destruyéndola por completo.

A continuación utilizaremos la varita para proyectar energía con la que crearemos la nueva situación que queramos en nuestra vida, como sustitución de la que hemos suprimido.

En este momento has de sentirte poderoso, con todo el poder que el Mago te confiere y sintiendo como tienes a las fuerzas del Universo de tu lado.

Recuerda que con nuestros pensamientos nosotros creamos la realidad que quereros para nosotros mismos, creer es crear.

Una vez visualizada esa realidad que hemos reemplazado , dejamos de identificarnos con el Mago y dando un paso hacia atrás, salimos del arcano.

También te podría gustar...