LUNA FRÍA: LA LUNA LLENA DE ENERO

IMG_1390.JPG La luna llena de enero se denomina luna fria ya que en el hemisferio norte es cuando las noches son mas largas y frias. Es la epoca de recogimiento, de reuniones familiares y con amistades o vecinos. Tradicionalmente es cuando las personas se reunían alrededor de la lumbre y se contaban historias, cuentos y leyendas, mientras se cocinaban potajes o sopas a fuego lento.También se leían cuentos en voz alta para amenizar la oscuridad exterior y entretener a los mas pequeños. Me parece una buena idea retomar esta ancestral costumbre, reunirse con los seres queridos alrededor de la mesa, compartir algo caliente o frutos secos y contar historias, ya sean anécdotas o relatos inventados, dejar volar nuestra imaginación y con ello despertar a nuestro niño interior, esa parte nuestra en donde todavía reside la magia. Cuando contamos una historia todos nuestros sentidos se agudizan, tanto para los que escuchan como para el que la cuenta, las palabras crean magia, por ello son tan importantes en tantas culturas, tanto que en algunas, determinadas palabras no pueden decirse en voz alta dado el poder que tienen. cuando escuchamos un relato, un cuento, no solo utilizamos el sentido del oído, también se agudiza nuestra percepción de la vista, pendientes del lenguaje corporal, de la expresión del rostro de quien habla.
Es momento de introspección, de eliminar todo aquello que ya no nos sirve y trazar un plan de acción para atraer a nuestra vida aquellas cosas nuevas que deseamos incorporar. Dejemos de mirar fijamente aquellas puertas que se cerraron y volvamos nuestra vista hacia la luz que entra por otras nuevas, si no nos asomamos nunca sabremos lo que guardan detrás!
Podemos prender una vela blanca o plateada cerca de una ventana para pedir luz en nuestra vida, o si deseamos encontrar una respuesta a una cuestión. No olvidemos que la luna guía nuestra intuición, las emociones, el mundo de los sueños y los viajes astrales.

Silvia Rossi

También te podría gustar...