LUMINARIAS. Mi crónica del Programa

“Navegó aquel día con su noche veintisiete leguas su camino al Oeste y algunas más. Y en esta noche al principio de ella vieron caer del cielo un maravilloso ramo de fuego en la mar, lejos de ellos cuatro o cinco leguas.”

           Diario de a bordo del Almirante Cristóbal Colon – 15 de Septiembre de 1.492

luminaria

Los espectros rojos son muy breves destellos de actividad óptica que normalmente aparecen como zarcillos ramificados rojos por encima de la zona de un rayo excepcionalmente fuerte. Estas descargas eléctricas pueden extenderse hasta 90 kilómetros a lo alto en la atmósfera con la región más brillante alrededor de altitudes de 65-75 kilómetros.

Cabe señalar que los espectros rojos no duran mucho tiempo, solo entre 3 y 10 milisegundos como máximo, por lo que capturarlo con la cámara es una verdadera suerte. Sin embargo,  un astronauta de la NASA ha logrado capturar desde la Estación Espacial Internacional una impresionante imagen de un inmenso y misterioso espectro rojo en el cielo nocturno sobre México.

La fotografía es impresionante, captada la noche del 10 de agosto muestra una vista orbital de tormentas eléctricas sobre las luces de una ciudad en el sur del país. Pero además de los fuertes relámpagos, en la parte derecha de la imagen se puede observar un grupo de flámulas rojas y púrpuras brillantes elevándose sobre un destello blanco-azul de rayos. Un “espectro rojo”, según los entendidos.

 El mismo 10 de agosto, al huracán Hilda en el océano pacifico parecía acompañarlo también un espectro rojo, no obstante, una observación más detallada ha permitido establecer que eran destellos súper-atmosféricos, un fenómeno extremadamente raro. Se trata de  descargas similares a los relámpagos, que nacen de la parte superior de las tormentas, atravesando más de 80 kilómetros hacia arriba, hasta la ionósfera.

Espectros rojos, destellos súper-atmosféricos, ramos de fuego. Sería negar la realidad si no aceptáramos el que la naturaleza que nos rodea o los cielos que nos envuelven aun nos guardan muchas sorpresas, extraños fenómenos ante los cuales compartimos fascinación y horror, fenómenos muchos de ellos que nos recuerdan lo insignificantes que somos ante la majestuosidad del universo.

Sin embargo en los últimos tiempos algunos fenómenos se han visto acompañados de luces u objetos que no deberían de estar allí, objetos no identificados que parecen introducirse en volcanes que están a punto de entrar en erupción, luminarias en el interior de las nubes minutos antes de que estas descarguen su furia, racimos de fuego junto a los tornados. ¿Fenómenos naturales?  Pudiera ser. Pero también pudiera ser que en realidad se tratara de fenómenos artificiales, humanos o no, fenómenos que estuvieran allí para estudiar, para analizar, o fenómenos u objetos que estuvieran allí para provocar, para ocasionar, para manipular.

Como siempre, ustedes tienen la última palabra.

destellos super atomosfericos

Hay que destacar la habilidad del astronauta que logro captar una imagen que apenas dura diez milisegundos, y agradecer a la NASA su difusión, aunque, algunos, pensemos que la NASA siempre tiene intenciones escondidas.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: