LOS SUEÑOS (Parte I)

no+soñar+contigo

Todos tenemos la experiencia de soñar y por ello sabemos lo que es un sueño y tenemos la experiencia de que es algo más de lo que contamos. Mi opinión personal y a mi entender los sueños están basados en nuestro día a día, en los problemas a los que nos enfrentamos, a las preocupaciones diarias, etc…. pero los sueños también pueden contar hechos que nos van a suceder, premoniciones. como nos sentimos psicológicamente, ayudar a encontrar soluciones a nuestros problemas, a conocernos un poco más y encontrar nuestro camino.

Podemos soñar con  animales, insectos, personas,  difuntos, objetos, plantas, colores, etc…. Lo primero que hay que fijarse de un sueño es algún objeto, elemento o palabra que destaque con la cual podemos empezar a interpretar dicho sueño. 

Los primeros que voy a definir son los 4 elementos, ya que han sido los que más he tenido que interpretar.

 

LOS CUATRO ELEMENTOS

  

AGUA

aguas

Soñar con agua simboliza la vida, los sentimientos, la fecundidad y la abundancia. Es una sustancia misteriosa porque puede fluir sobre, alrededor y a través de objetos. Puede desgastar todo lo que pilla a su paso. Representa la purificación ya que se suele utilizar en las limpiezas de brujería.

Según el papel que juegue el agua en nuestros sueños podemos interpretarlo de diferentes maneras:

– Agua clara y limpia: anuncia una larga vida, feliz y apacible, como la pureza de nuestros sentimientos.

– Agua turbia, sucia, estancada o corrompida: anuncia males y desgracias en el aspecto moral y en la salud.

– Agua en vaso u otro recipiente: anuncia salud, alivio y consuelo para un pobre, matrimonio para un/a  soltero/a y embarazo para una mujer casada, si es el marido quien le sirve el agua.

– Vaso que se rompe y el agua se derrama: anuncia un mal parto. El hijo no corre peligro pero la madre si.

– Vaso que no se rompe y el agua se derrama: El hijo y la madre corren peligro.

– Un recipiente con agua que nos trae a casa, lo guardamos y no bebemos: Indica avaricia, lo que acumulamos lo disfrutan otros.

– Un recipiente con agua que llevamos a casa de alguien y nos la pagan: se vende la honradez y la pureza.

– Agua de lluvia sobre un campo: anuncia abundante cosecha.

– Agua de lluvia sobre una ciudad: significa trabajo y bienestar.

– Goteras dentro de una casa son llover: anuncia duelo en esa casa. Si lo único que vemos caer es una gotera presagia sufrimientos.

– Agua corriendo por una casa: mal presagio.

– Inundación de una casa: presagia enfermedad grave o robo.

– Humedad en una pared: anuncia duelo de parientes o amigos.

– Fuente emanando agua dentro de una casa: anuncia prosperidad, felicidad, alegría y buenos sentimientos.

– Oleaje: presagia penas y sufrimientos.

– Agua apacible: presagia felicidad y bienestar.

– Beber agua fría: presagia incomprensión.

– Beber agua templada: presagia felicidad y alegría.

– Beber agua caliente: presagia separación o divorcio.

– Agua amarga, turbia o amarillenta: presagia enfermedad.

– Agua corrompida: vivir con rabia en el cuerpo.

– Agua maloliente: bienes mal adquiridos.

– Agua de un pozo salado: presagia penas.

– Agua negruzca: presagia matrimonio desgraciado.

– Agua mineral: presagia convalecencia, mejoría de la salud.

– Agua bendita: salud física y espiritual.

– Bañarse: Purificación.

–  Bucear: significa que se desciende al inconsciente o a encontrar lo que hemos suprimido de nosotros mismos.

– Canales de agua: simboliza el proceso del nacimiento.

 

 

FUEGO

Fuego+cósmico+creador

Soñar con fuego simboliza al espíritu y a lo espiritual. También simboliza el intelecto. Si lo miramos desde un sentido positivo sugiere amor, pasión y deseo y desde un lado negativo tenemos la odio, frustración, ira, resentimiento, ansia destructiva. Psicológicamente el fuego en un sueño es señal de limpieza y purificación.

Según el papel que juegue el fuego en nuestros sueños podemos interpretarlo de diferentes maneras:

– Una llama sin humo, recta que ilumina: simboliza el impulso espiritual.

– Una llama vacilante: simboliza el intelecto que se olvida del espíritu.

– Fuego humeante y devorador: simboliza la pasión exaltada y el fuego infernal.

– Fuego pequeño o moderado, bien encendido y sin humos: simboliza el deseo, la ternura, el calor humano. Salud, éxito y felicidad.

– Fuego fuerte y vivo: presagia disputas, pasiones y cóleras. Pérdidas de bienes y de felicidad.

– Fuego que quema mal y mucho humo: anuncia traiciones, tristezas, problemas y enfermedades del cuerpo, mente y espíritu.

– Avanzar entre llamas: es tomar una firme decisión para superar todos los obstáculos.

– Atizar el fuego: es una relación directa con los deseos sexuales o los deseos de venganza.

 

 

TIERRA

1024px-Morocco_Africa_Flickr_Rosino_December_2005_84527213

Soñar con tierra simboliza maternidad y fecundidad. Es la madre amantísima que nos sostiene y alimenta. Lo negativo viene cuando es sacudida por el fuego, aire y agua. Los sueños con tierra son casi siempre positivos. Por ejemplo, enterrar a nuestros difuntos bajo tierra simboliza la paz que deseamos para sus almas. La interpretación es fácil y directa.

Según el papel que juegue la tierra en nuestros sueños podemos interpretarlo de diferentes maneras:

– Tierra rica, verde y soleada: presagia riqueza, paz y equilibrio tanto físico como psíquico.

– Arar la tierra: presagia riqueza futura.

– Cosechar la tierra: presagia riqueza inmediata.

– No poder trabajar la tierra: significa que se ha agotado las reservas y capacidades físicas o espirituales.

– Tumbarse boca abajo sobre la tierra: significa ansia de posesión de riqueza o de poseer a una persona.

– Perdido/a en una extensión de tierra: significa peligro de desaparición de la personalidad por soledad.

– Comer tierra: Sacrificar la vulgaridad de la vida para conseguir lo realmente valioso de ella.

– Tierra blanda: significa necesidad de cuidados maternos o contacto físico.

– Estar bajo tierra o atrapado/a por ella: hay que prestar atención a los impulsos inconscientes.

 

AIRE

aire-astrovenus

El aire muy raras veces aparece en los sueños y cuando lo hace es de forma visible, como una brisa temblorosa, tanto clara y transparente como teñida de diferentes colores.

Según el papel que juegue el aire en nuestros sueños podemos interpretarlo de diferentes maneras:

– Aire claro y apacible: augura periodo prospero, un viaje o recuperar algo que se ha perdido.

– Aire perfumado: mejor presagio, serenidad y éxito en los negocios.

– Aire claro pero agitado: anuncia un peligro que se acerca.

– Aire frío: anuncia la pérdida de un amigo.

– Aire brumoso: hay que ser prudente.

– Aire teñido de rojizo: anuncia calamidades, disturbios o revueltas.

– Aire oscuro o negro que oculta el cielo: presagia desavenencias y discordias.

– Aire que se aclara: los problemas se resuelven.

También te podría gustar...