LOS SIGNOS DEL ZODIACOS Y LOS MITOS: ESCORPIO

El signo de Escorpio está ligado a una serie de mitos relacionados con la muerte, el inframundo y sus criaturas.
Comenzaremos por Gilgamesh que en esta ocasión se tiene que adentrar y atravesar el Mar Primordial o Las Aguas de la Muerte, custodiado por unos seres mitad hombre mitad escorpión, seres que tenían una mirada mortal. Eran también los encargados de abrir la puerta del cielo para que el dios Shamash (Sol) saliera para viajar a primera hora de la mañana y por la tarde se encargan de cerrarla tras la vuelta del dios de su paseo diario. En todos los casos se les describe como seres poderosos, que aterrorizan y destruyen a aquel que los mira. Lo que hizo nuestro héroe sumerio fue inclinarse ante ellos de manera que éstos le permitieron el paso. Una hermosa alegoría de como para llegar a la luz hay que atravesar las oscuridades del alma.
IMG_1103.JPG

En el antiguo Egipto nos encontramos con la leyenda de Isis y los siete escorpiones: El dios Seth desconocía que Osiris e Isis tuvieron un hijo llamado Horus. Isis y Horus se escondían cuando Seth los encontró y los encerró. Al atardecer y con la ayuda de Thot, dios de la justicia y la verdad en la tierra y el cielo, consiguieron escaparse. Durante su viaje de huida les envió siete escorpiones mágicos para guiarles y protegerlos.
Tras un largo viaje por Egipto, llegaron a Per-Sui, ciudad donde se venera al cocodrilo. Isis y su hijo llegaron muy fatigados y con ganas de descansar. Vieron una casa cercana a las marismas donde, en la puerta, se encontraba una mujer muy rica llamada Usert. Pero al ver los siete escorpiones que los acompañaban, se negó a ayudarlos. Afortunadamente una mujer humilde se apiadó de ellos y los acogió en su casa. Los escorpiones, estaban muy enfadados por la actitud de la mujer rica, y decidieron vengarse por su falta de caridad. Le entregaron todo su veneno a su jefe, Tefen, quien entró en la casa de la mujer rica y de este modo picó a su hijo que estaba durmiendo. La mujer comenzó a llorar pidiendo ayuda, pero nadie acudía a socorrerla. Sin embargo, la diosa Isis salió corriendo a ayudarla. Cogió en brazos a su niño y ordenó al veneno mortal que saliera de su pequeño cuerpo, y de este modo lo resucitó.IMG_1104.JPG

Por ultimo hablaremos del mito griego de Orion y Artemisa, que de los varios que se relacionan con Escorpio considero el más apropiado.
Orion, conocido como el cazador de Hiria y considerado como el hombre más hermoso entre todos los mortales, era hijo de Poseidón y Euríale, de camino para Creta se encontró con Artemisa, con la cual compartía con él su pasión por la caza, y lo convenció para que la acompañase a cazar con ella. Apolo, desconfiando de la voluntad de su hermana, consiguió convencer a la madre tierra de que enviase un escorpión monstruoso tras de él. Hay que aclarar que Orion se jactaba de que iba a liberar toda la tierra de animales salvajes y monstruos. Orion ataco al escorpión primero con flechas, luego con su espada y al darse cuenta de que nada de eso funcionaba, decidió tirarse al mar y nadar en dirección a DELOS, donde confiaba que Eos lo protegiese. Entonces Apolo llamó a Artemisa y le dijo: “ves esa cosa negra que se ve ahí en el mar? Es la cabeza de un villano llamado Candaón, que acaba de seducir a Opis, una de tus sacerdotisas! Te desafío a que lo atravieses con una de tus flechas!” Lo que su hermana no sabía era que Candaón era el apodo de Orion, así que, con una flecha certera, le atravesó la cabeza, y al ir a recuperar a su presa descubrió el engaño. Desesperada pidió ayuda a Asclepio (que por cierto era hijo de Apolo) para que lo reviviera, a lo que éste accedió, pero antes de que pudiese completar la tarea Zeus lo fulminó con un rayo. Artemisa entonces colocó la imagen de Orion entre las estrellas, eternamente perseguido por Escorpio.

IMG_1113.JPG

Silvia Rossi

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: