LOS SIGNOS DEL ZODIACO Y LOS MITOS: CÁNCER

Tanto los griegos como los egipcios representaron este signo también como un escarabajo. Parece que ambas culturas querían dejar claro el simbolismo de la coraza.
El mito griego que representa a este signo es el de el segundo trabajo de Heracles: la Hidra de Lerna.
La Hidra era un monstruo nacido de Tifón y Equidna, pero criado por Hera precisamente como una amenaza para Heracles. Lerna es un territorio fértil y sagrado cerca del mar, que cuenta con un bosque de plátanos donde se encontraban un altar dedicado a Atenea, una imagen en piedra de Afrodita, e imágenes de Demeter y Dionisos. Durante un tiempo la Hidra se dedicó a aterrorizar toda la zona, que habitaba bajo un platanero y se movía por el pantano de Ierneo, lugar intransitable, que incluso el emperador Nerón intentó sondear sin éxito. La Hidra tenía cuerpo de can y ocho o nueve cabezas de serpiente, una de ellas inmortal. Corren incluso leyendas de que en realidad era centenares de cabezas, lo cierto es que era tan maligna que sólo con su aliento, o con oler su rastro podía destruir una vida.
Atenea indicó a Heracles donde se hallaba la guarida de la bestia y le dio instrucciones para hacerla salir de ella: debía arrojar flechas ardientes y contener la respiración al agarrarla. Pero la Hidra se le enroscó en los pies para intentar derribarlo, y por mucho que nuestro héroe golpeaba las cabezas con su clava, aplastandolas, volvían a surgir dos o tres en su lugar. De pronto surgió un enorme cangrejo del pantano para ayudar a la Hidra, mordiendo un pie de Heracles. Enfurecido, le aplastó el caparazón y gritó pidiendo ayuda a Yolao, que prendió fuego en un rincón del bosque y mientras Heracles cortaba las cabezas de la Hidra, él cauterizaba las heridas con ramas ardiendo, impidiendo así que brotasen de nuevo. Con una espada de oro Heracles cortó la cabeza inmortal del monstruo, parte de la cual era de oro, y la enterró debajo de una pesada roca mientras aún siseaba. Sacó las entrañas y empapó de bilis sus flechas, convirtiéndolas así mortíferas.20140802-182421-66261363.jpg.
Hera para recompensar lo servicios prestados por el cangrejo, puso su imagen entre los doce signos del zodiaco. Esta fue la única constelación creada por la diosa, protectora de las mujeres casadas, que comparte varias de las características lunares. Asimismo su homónima romana, Juno, fue la que le otorgó el nombre al mes de Junio que es cuando el Sol entra en el signo de Cáncer.

Silvia Rossi20140802-184755-67675369.jpg

También te podría gustar...