LOS RODS ¿Entidades biológicas desconocidas?

Cuentan que todo comenzó cuando el explorador y cineasta mexicano José Escamilla, atraído por la gran cantidad de testimonios sobre avistamientos ovni en la zona de Monterrey, decidió acudir al lugar con su equipo de filmación. Algo decepcionado puesta tan solo captó una luz que desapareció rápidamente, al revisar la película, algo lo desconcertó, se trataba de un objeto alargado que parecía moverse a una velocidad increíble y que solo podía ser observado fotograma a fotograma.  Al ver el objeto en el vídeo, Karen, la esposa de José, lo acuñó con el nombre de “RODS” porque tenía un cierto parecido a los microorganismos vistos por un microscopio.

rods

Hay descripciones de ellos en expansión como un globo y rápidamente desinflándose, supuestamente para poder utilizar un mecanismo similar al de un calamar que aspira agua y chorros hacia fuera para la propulsión.  El biólogo Ken Swartz ha estado investigando el fenómeno de los rods desde 1998 y cree que son “seres biológicos, pero sin un espécimen físico, un anfibio que nace en el mar y emerge en el aire, también sostiene que parecen tener algunas similitudes con la familia de los criaturas os cefalópodos, calamares.

Son muchos los investigadores que están de acuerdo en que se tratan de objetos orgánicos, criaturas que viven entre nosotros. Algunas personas han sugerido que tal vez sea una forma de forma de vida extraterrestre, ya que en muchas ocasiones han aparecido junto con algún tipo de actividad OVNI. Los más escépticos no son más que aves, insectos o simples engaños.

Una reciente investigación detallada sobre las secuencias de vídeo se ha descubierto una serie de características consistentes. El análisis reveló que los rods parecen ser de forma cilíndrica, “criaturas” que varían en longitud desde unos 10 centímetros a 3 metros, y pueden viajar a velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. Ellos aparecen volando por el aire mediante el uso de una membrana sólida ondulante que vibra muy rápidamente a cada lado de su cuerpo (similar a un calamar cuando se propulsa a través del agua). Debido a la velocidad que se mueven, es difícil capturar varios rods a la vez en una misma grabación. Incluso las mejores cámaras de vídeo aún tienen problemas para captura con detalle estos rods en movimiento. Con rods en movimiento a velocidades de hasta 300 km/h, el vídeo sólo es capaz de capturar una serie de imágenes antes de que desaparezcan. Además, debido al movimiento rápido, las imágenes de los rods generalmente carecen de resolución, lo que significa que es difícil ver detalles como cabeza u ojos.

Unas las mejores imágenes tomadas hasta el momento de rods fue filmada por Mark Lichtle, un fotógrafo profesional de EE.UU. Él estaba haciendo un reportaje sobre paracaidistas que saltaban a una cueva muy profunda, cerca de San Luis Potosí, México. Al igual que en la mayoría de los casos, los rods sólo se observaron cuando las imágenes fueron revisadas. Al observar el vídeo en cámara lenta, Lichtle vio numerosos rods entrando y saliendo del marco. En una sola toma, un rod evito chocar contra la cámara virando bruscamente en el último segundo. El experto en fotografía Bruce Maccabee, más conocido por su análisis de imágenes ovni, confirmó que los misterios objetos median entre 2 y 4 metros de longitud, lo que descartaba la posibilidad de aves o insectos.

rods

En 1896 durante dos días seguidos, muchas personas de Crawfordsville, Indiana, vieron un objeto grande de 9 metros en el cielo que lo llamaron “el monstruo del cielo” que se movía como una serpiente nadando por el aire.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...