LOS PITAGORICOS – La primera hermandad secreta

Según cuenta, Pitágoras fue una leyenda en los círculos filosóficos de la antigua Grecia, nacido en el año 570 a.C, el filósofo era  natural de Samos, antes de mudarse a la Magna Grecia, la red de colonias griegas del sur de Italia.

Dada la reputación del filósofo que mezclaba matemáticas con misticismo, por lo visto, esto llamó la atención de algunos jóvenes de origen aristocráticos, con los cuales llegó a crear la Hermandad de Pitágoras, una sociedad secreta o un culto basado en las teorías y las enseñanzas del filósofo.

La hermandad, al parecer estudiaba, entre otras cosas, la conexión entre la música y el universo o la transmigración de las almas.

Para llegar a pertenecer a la Hermandad, los posibles candidatos debían someterse a un estricto proceso de iniciación y si pasaban la dura entrevista, entonces tenían que hacer un juramento sobre un triángulo sagrado que se llama tetractys, una figura triangular que consiste en diez puntos ordenados en cuatro filas, con uno, dos, tres y cuatro puntos en cada fila. Esto significaba que los hombres renunciarían a sus posesiones terrenales para destinarla al conjunto del grupo en su conjunto. La hermandad también admitía mujeres.

Defendían que las matemáticas están en la esencia de todas las cosas.

Se exigía un voto de silencio que debía prolongarse durante cinco años, tiempo en el cual el aspirante recibía el nombre de “akousmatikoi” u oyente, ya que se les permitía escuchar a Pitágoras enseñar sólo cuando estaba instruyendo desde detrás de un velo.

Su símbolo era un pentagrama.

¿Pero? ?Y Pitágoras? A pesar de la fama de su teorema, ese que a todos nos obligaron a aprender en nuestros años escolares, hay muy poca información sobre su vida, y toda fue escrita siglos después de su supuesta muerte. La existencia de la Hermandad Pitagórica, aparentemente fundada por él, y los secretos que la rodean, fomentaron la idea de que este, posiblemente, nunca existió. Es más, diversos estudios demuestran que su teorema fuera usado anteriormente por egipcios y babilonios.

Hay quien afirma que la figura de Pitágoras es un personaje que nace de la imaginación de Platón, admirador y posible seguidor de la hermandad, plasmado en una de sus crónicas. De ser esto cierto, el famoso filosofo y matemático se sumaría a la cada vez más abundante lista de personajes históricos que posiblemente nunca existieron y de las frases, inventos o descubrimientos que fueron atribuidos a quienes nada tuvieron que ver con ellos.

Fran González

 

Enlaces personales

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

 

También te podría gustar...