LOS OTROS EXORCISMOS

Según un fraile italiano de nombre Gabriele María Benardi, en 1.947 el pintor Salvador Dalí fue sometido a un exorcismo llevado a cabo por el mismo. Como prueba de ello, el fraile exhibía una cruz que aseguraba le había regalado el artista como pago por sus servicios. Curiosamente, un año antes, el genio de Figueres había finalizado su obra “Las tentaciones de San Antonio”. Caso de ser la historia del exorcismo cierta ¿Pudo ser este cuadro un reflejo de que Dalí pensaba que estaba siendo atacado por el maligno?

El bien, el mal, Dios, Demonio. Decía el santo Católico Agustín que la verdad absoluta no es patrimonio de nadie. Con los demonios sucede lo mismo, tampoco son patrimonio de nadie, todas las religiones y creencias, tanto las actuales como las ancestrales tienen sus propios demonios, y por ende sus propias posesiones y sus propios exorcismos.

En nuestro programa del viernes hablamos de esos otros exorcismos, aquellos que distan en creencia y ritual a los que popularizara el director de cine William Friedkin en su ya mítica película “El exorcista” y conocimos que existieron y existen Regans hay en todas las religiones.

Islam, judaísmo, hinduismo, todos practican sus propios exorcismos para salvar a aquellos que han sido poseídos por el mal, por los demonios de su fe.

He de reconocer que siempre he tenido mis dudas en cuanto al origen de las posesiones, pero no porque no crea que existan espíritus de dudosa reputación capaces de ocupar el cuerpo de los humanos, no, lo que me cuesta creer es en la existencia de un maligno supremo que pierda el tiempo en un simple mortal con el único propósito de demostrar que su oponente es más fuerte que él. Bueno, también me cuesta creer en esos exorcistas, sean del bando que sean, que enarbolan fervientemente la bandera de su fe para salvar a un solo feligrés de las garras del demonio, al mismo tiempo que bendice a todo un ejército antes de partir a sesgar otras vidas humanas aún a costa de su propio sacrificio.  Otra cosa que tampoco acabo de entender es porque aquel o aquella que levita o es capaz de hablar en lenguas desconocidas es un poseído y el genocida que mata a miles de personas es tan solo una mala persona, a menos que sea porque en realidad el bien no es tan poderoso como nos quieren hacer creer, y nos venden el exorcismo como una gran victoria ante la incapacidad de reconocer qué sobre el horror de las guerras, las injusticias, y las miserias del mundo no tienen ningún poder.

En resumen, lo único que tengo claro es que el bien y el mal tampoco son patrimonio de nadie, ambos residen en cada uno de nosotros.

http://www.ivoox.com/otros-exorcismos-ndm-t5-x-01-08-09-2017-audios-mp3_rf_20771509_1.html

Fran González

Enlaces personales

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: