Los misteriosos cuerpos momificados de los pantanos

266

Durante los últimos dos siglos, se han descubierto cientos de cadáveres en los distintos pantanos entre Rusia e Irlanda. Las principales preguntas que asaltan la curiosidad de los investigadores que llevan años intentando desvelar este misterio es ¿quiénes eran estas personas y por qué fueron enterrados y momificados?  ¿puede ser un tipo de castigo o ritual? Algunos historiadores barajan la posibilidad de que pudieran ser desertores ejecutados y hasta brujas reales.

Los investigadores han estudiado estos restos humanos con la finalidad de identificar los cuerpos.

En el año 1.835 el historiador Niels Petersen identificó el cuerpo de la mujer de Haraldskaer, hallado cerca de una fábrica de cobre, como Gunhilde, reina de Noruega enterrada en trozos de cuero (algo extraño). Aunque se dice que fue ahogada por el rey Harald Blatund (Bluetooth) en el siglo IX. En el año 2.004 la Journal of Achaeological Science publicó un estudio en el cual se demostraba, a través de la prueba del carbono-14,  que el cadáver “Haraldskaer” tenía 2.500 años de antigüedad y no correspondía al reinado del rey Bluetooth.

En el año 1.907 la arqueóloga Johanna Mestorf demostró que todos esos cuerpos pertenecían a criminales ejecutados, por aparecer muchos de estos cadáveres atados y desnudos. Pero en realidad sólo hay 21 casos de criminales ejecutados daneses donde los cadáveres se encontraron atados, lo cual, se piensa que podría ser una protección contra los fantasmas y no algo relacionado con los criminales.

Sólo un 34% de los cuerpos de la Edad del Bronce y del Hierro están vestidos ya que las ropas no pueden aguantar en los pantanos como la carne, he aquí la explicación de la ausencia de ropa en el resto.

Otro estudio realizado en el año 2.009 y en el “Journal of Archaeological Science”, dirigido por Ulla Mannering, de la University of Copenhague, informa de 44 casos encontrados con ropa en Dinamarca, datados de la época romana.

En el año 2.002 el historiador Allen Lund, decía que los cuerpos pertenecerían a brujas. Los pueblos antiguos sabían acerca de la conservación natural de las ciénagas y trataron de mantener a sus enemigos sobrenaturales en un estado entre la vida y la muerte para evitar ser perseguido por ellos.

Hoy en día, la mayoría de los arqueólogos apoyan la teoría del sacrificio” que fue propuesta en la década de los 50. Se cree que los cadáveres de los pantanos eran, en su mayoría, ofrendas a los dioses nórdicos, Odin o Nerthus (Madre Tierra) y el resto fueron asesinatos o víctimas de accidentes. Se piensa que estos enterramientos en los pantanos debía de ser por alguna causa especial ya que por lo general las personas eran incineradas en su época.

Estos pantanos son ciénagas de clima frío, el musgo tiñe de color marrón las aguas. Los ácidos que se encuentran en estas aguas han momificado algunos de los cuerpos encontrados, bueno más que momificar los han curtido convirtiéndolos en cuero. Los musgos liberan sustancias químicas que filtran el calcio de los cuerpos, esto significa que los huesos toman la consistencia del caucho. Otros pantanos, ricos en cal, han conservado sólo los huesos de los cuerpos.

En los pantanos de Dinamarca se hallaron 560 cadáveres. Fueron descubiertos por agricultores que trabajan en estos pantanos tratando de convertirlos en humedales en tierras agrícolas. De todos estos cadáveres solo 145 son de finales de la Edad del Bronce y principios de la Edad del Hierro, entre el 500 a. C, y 100 a. C., la época prerromana en el norte de Europa.

Los cuerpos que más han llamado la atención de los investigadores son:

 momia-rubis-197x300

El Hombre de Neuversen

Este cuerpo data del siglo III d. C., al final de la Edad de Hierro. Se le conoce por Franz el Pelirrojo por el color de su pelo y de su barba. Fue descubierto en el año 1.900 por trabajadores que estaban en una turbera del lago Bourtange Moor, cerca de la localidad de Meppen, región de Baja Sajonia, Alemania.

Su momificación es natural, murió a consecuencia de un corte en el cuello causado por un cuchillo. Tenía unos 35 años.

El cuerpo momificado se encuentra en el Museo Provincial de Hannover.

externo-16d9d1da63d266969bbf87722bd5eda1

La chica de Windeby

El cuerpo de esta chica data del siglo I a. C., en plena Edad de Hierro. Fue descubierto en el año 1.952 por unos trabajadores que extraían material de una turbera en los alrededores de la localidad de Windeby en la región de Jutlandia del Sur, Alemania.

Su momificación es natural, murió estrangulada, tenía una venda en los ojos muy apretada, entre sus brazos una vara de abedul y una gran piedra en la cadera y al parecer fue azotada con una rama. Se piensa que fue ejecutada por adulterio. Tenía entre 14 y 16 años.

La momia de esta chica se encuentra en el Landes Museum de Schloss Gottorf en Schleswing, Alemania.

el-hombre-de-Tollund

El hombre de Tollund

Este otro cadáver data del siglo IV a. C., en plena Edad de Hierro prerromana. Fue descubierto el 6 de mayo de 1.950 por los hermanos Viggo y Emil H. y por Grethe H., esposa de Emil, cuando trabajaban en la extracción de carbón de una turbera pantanosa en la localidad de Silkeborg, Dinamarca.

Su momificación es natural y fue ahorcado con un cordel. Tenía barba corta y una gorra de cuero colocada. Se encontró una papilla de cereales en su estómago. Tenía una estatura de 1,60 cm. Y murió entre los 30 y 40 años.

Esta momia se encuentra en el Museo de Silkeborg en Dinamarca.

 250px-Huldremosekvinnan

La mujer de Huldremose

Este cuerpo momificado data del siglo I a. C., en plena Edad de Hierro. Fue descubierto en el año 1.879 por un trabajador que estaba extrayendo carbón de una turbera pantanosa en la localidad de Huldremose, Dinamarca.

Su momificación es natural. Murió desangrada a causa de la amputación del brazo derecho y por diversos cortes por todo el cuerpo. Estaba envuelto en una capa doble de piel de oveja y una falda de lana con cuadros. Tenía una altura de 1,60 cm y tenía unos 40 años.

Este cuerpo se encuentra en el Museo Nacional de Dinamarca.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*