LOS GNOMOS

Son criaturas legendarias que han formado parte de la cultura occidental durante siglos. La tradición de colocar pequeñas figuras de gnomos en los jardines tiene sus raíces en el siglo XIX, cuando se pensaba que colocar un gnomo en ese lugar traía fortuna al hogar. Desde entonces, los gnomos de jardín han tenido una historia memorable, llena de períodos de popularidad, controversia, decadencia y resurgimiento.

gnomo jardin

Los Gnomos son unos seres fantásticos, que miden entre los 10cm y los 25cm de estatura. Estos seres son excelentes conocedores de los secretos de la naturaleza y son como su alma. Son seres tremendamente astutos. Además de su apariencia diminuta, otro de sus rasgos característicos es su gorro puntiagudo. Gorro que, por cierto, casi nunca se quita, y del que dicen que si eres capaz de robarle su gorro a un gnomo, este te concederá topo tipo de riquezas a cambio de él. Tampoco podemos olvidar la larga barba de los Gnomos varones.

Anteriormente hemos dicho que son expertos conocedores de la naturaleza. Y, por tanto, se llevan bien con todos los elementos de la misma. Con todos salvo con una excepción: los trolls. Estas bestias persiguen constantemente a los gnomos. Y éstos, al no poder combatirlos por algo obvio como es la diferencia de tamaño y fuerza, se ven obligados a huir y esconderse en lugares seguros. A veces deben recurrir incluso  a esconderse bajo de tierra.

Su trabajo diario consiste en  de extraer minerales y piedras preciosas de las minas. Según la mitología, los gnomos son los guardianes de las minas de oro y plata del mundo. Pero no sólo trabajan en la extracción de las minas, sino que también podemos encontrar gnomos guardabosques, carpinteros o zapateros.

La vida de un Gnomo suele durar 400 años aproximadamente. Al fallecer por causas naturales, se crea un árbol en el lugar exacto de su muerte. Es muy habitual encontrar gnomos en cuentos populares. Y es que estos personajes están presentes en casi todas las culturas. No hay cultura en el mundo que no conozca un cuento en el que aparezca un gnomo.

Los Gnomos son seres muy antiguos, algunos son pequeños y horribles, otros tienen apariencia de viejitos graciosos. Eran hace siglos habitantes de zonas agrestes, boscosas y montañosas y, como espíritus de la Tierra, preferentemente se dedicaban a trabajar el suelo y las raíces de los árboles, con las cuales preparaban deliciosas y extrañas recetas.

Con el tiempo, algunos de estos gnomos se acercaron a las primeras aldeas humanas, primero por curiosidad , y luego con el único objetivo de divertirse.

Cuenta la leyenda que fueron estos gnomos domésticos los primeros que notaron que algo no andaba bien entre los humanos: los veían abatidos, faltos de alegría y de energía para vivir. Cansados de esta situación de tristeza generalizada, decidieron hacer algo para ayudarlos, y un día volvieron a los bosques que tanto conocían, buscaron bajo los árboles las recetas secretas celosamente guardadas, y comenzaron a preparar ricas comidas con raíces desconocidas y frutos del bosque, y mucho, mucho amor.

Trabajaron todo el día y toda la noche, y al amanecer regresaron a los hogares de los humanos a repartir entre ellos las deliciosas recetas que habían preparado… junto con millones de semillitas de una planta extraña llamada “Suerte”, y buenos deseos para todos. Los hombres, las mujeres, los chicos, todos estaban fascinados: probaban las exquisiteces de los gnomos, sembraban las semillas, y compartían lo recibido con otros individuos, quienes a su vez transmitían a más gente las cosas ricas y los buenos deseos… y cuanto más se difundía esta costumbre, más y más los humanos recuperaban su energía, sus ganas de vivir, su sonrisa, su buen humor y sus deseos de seguir adelante.

 Y así nació la creencia de que las antiguas recetas de los gnomos transmiten ese “algo más” que lleva Suerte y buenos deseos a quienes las prueban y comparten con sus amigos.

gnomos

Cuentan que fue alrededor del 1200 antes de Cristo cuando el Sueco Frederic Ugarph encontró una estatua de madera bien preservada en la casa de un pescador en Nidaros (ahora Trondhein) en Noray. La estatua tenia 15 cm. de alto), no incluyendo el pedestal. Grabado en el pedestal las siguientes palabras: ANISE RIKTIG STORRELSE que significa “altura actual del gnomo”

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: