LOS FUEGOS FATUOS

Durante siglos, y a lo largo y ancho de este mundo, son muchos los testigos que afirman haber visto unas extrañas bolas luminiscentes, parpadeantes, bolas a menudo de color azul y que aparecen en los lagos, en los prados, en los bosques o en los cementerios. Cuentan, que si intentas acercarte a las bolas, estás desaparecerán. Han sido conocidos con muchos nombres, luces fantasmales, hadas de fuego, la luz de las hadas, fuego elfo, y con el más común de todos “Fuegos Fatuos”.

fuegos-2

Hadas, almas humanas que vagan en busca de su camino al más allá, espíritus malignos. A pesar de que gracias a la fotografía se ha podido verificar que los fuegos fatuos son algo más que leyendas y cuentos de ancianos, la ciencia hasta ahora solo nos ha presentado teorías, algunas  de ellas con muy pocas dosis de credibilidad, otras en cambio bien argumentadas, bajo su criterio por supuesto.

La más popular entre las teorías científicas es que las misteriosas bolas de fuego son debidas a la oxidación de la fosfina y el metano, producido por la descomposición orgánica, pudiendo causar emisiones de fotones. Dado que la fosfina se inflama espontáneamente en contacto con el oxígeno en el aire, sólo es necesario pequeñas cantidades para encender el metano. Algunos científicos han reproducido las extrañas luces al añadir algunos productos químicos para los gases de putrefacción compuestos. Ellos argumentan que la combustión se puede mantener a temperaturas más bajas que las encontradas en los fuegos tradicionales. Lo que continúa sin tener explicación científica, es por qué en muchos casos las extrañas bolas de fuegos parecían moverse para luego desaparecer

En Escocia,  a finales del siglo XIX, se decía que las bolas rondaban por lugares donde habría de morir alguien en las horas siguientes a su avistamiento, lo que llevó a bautizarlas como las velas de la muerte. En 1902, los medios de comunicación una localidad informaron sobre una llama fantasma que aparecía sobre una montaña, donde posteriormente fue encontrado el cuerpo de una mujer en un barril. En la zona de Las Hurdes en España, las misteriosas luces han sido vistas en diferentes localidades y épocas, asociándoselas siempre a sucesos desgraciados.

Uno de los casos más curiosos corresponde a la ciudad minera Silver Cliff, Colorado, donde las extrañas llamas fantasmas han sido reportadas desde 1890. Los testigos afirman haber visto las luces flotando por todo el cementerio y describen las llamas como muy brillantes y de colores diferentes. Fue tal la fama de estas luces que National Geographic publicó un artículo sobre las luces del cementerio en agosto de 1969. En el artículo, el autor afirmó haber visto unas luces azuladas y blanquecinas apareciendo entre las tumbas. Cuando se acercaron a las luces, desaparecieron. National Geographic realizó una investigación al respecto, pero no tuvo ninguna explicación para las luces fantasmales.

Los negacionistas especulan con que las luces probablemente no sean más que la iluminación de los vehículos que circulan por las carreteras colindantes al lugar donde se las observa, pasando por alto todas aquellas observaciones ocurridas antes de la invención del automóvil.

Existe una gran controversia en cuanto a si los Fuegos Fatuos tienen un propósito o significado positivo o negativo, y hasta los investigadores de lo paranormal parecen no ponerse de acuerdo ni en que son, ni en la  maldad o bondad de estos. De modo que, como en tantas otras cosas, a día de hoy, los Fuegos Fatuos continúan siendo todo un misterio.

fuegos-1

Una de las investigaciones consideradas más importantes en torno a los fuegos se llevó  cabo de la mano del escritor, periodista e investigador parapsicológico  Raymond Bayless, que en octubre de 1963, estableció un telescopio y una cámara para observar de cerca a las luces fantasmales. Bayless y su equipo observaron a través del telescopio que los bordes de las luces parecían cambiar de color y de forma como si se tratara de una “llama”.

Fran González

Enlaces personales

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*