Las velas y sus colores: vela amarilla

La vela amarilla está ampliamente relacionada con los efluvios mentales del ser humano, y con la expresión física de los mismos. Esta vela simboliza el comercio y el intercambio, el orden, el razonamiento y la lógica. En suma, podemos decir que la vela amarilla está conectada con problemas más humanos y cotidianos . Esta vela nos da una gran capacidad de movimiento y de actividad, y nos permite darle

forma y realidad a nuestros pensamientos. La vela amarilla es la gran transmisora y mediadora; nos permite emitir y recibir mensajes; en una palabra, es la vela de la comunicación. Su gama es muy amplia y nos protege y nos ayuda en muchos factores, pues representa por sí misma a la cotidianeidad y a la dispersión. Está especialmente indicada para las transacciones comerciales de toda índole.
El color amarillo es otro de los colores básicos de la gama cromática, y es utilizado con mucha frecuencia para iluminar y abrillantar a otros colores. Su tonalidad es suave, pero puede llegar a ser punzante e hiriente, mientras más luminoso sea , o incluso desagradable o repelente cuando su tonalidad adquiere mayor palidez.

vela

De cualquier manera este color es tan llamativo y alegre que nos da solaz esparcimiento.
Esta vela debe utilizarse principalmente los miércoles, pues este día su tono y vibración llegará con más fuerza al consultante. El miércoles es conocido por su actividad febril y comercial. Por su actividad, puede ser utilizada casi a cualquier hora, pero la más recomendable es la cuarta a partir de la salida del sol, que corresponde a las 12 horas de nuestro horario normal.
Mercurio es el planeta relacionado con la vela amarilla. Después del Sol y la Luna, Mercurio es el planeta que se mueve a mayor velocidad en nuestro firmamento, recibiendo la gracia de la luz del Sol. Mercurio se presenta en su forma óptima a través del color amarillo, y en este estado se le denomina el Mercurio filosofal. El segundo estado de Mercurio es el Mercurio argento, que es igualmente activo, pero que carece de la fuerza mágica suficiente para ayudarnos en nuestra labor. Este planeta , es conocido como el planeta de la razón. Su mejor estado es el del servicio a los demás, sobretodo en la medicina preventiva. Es, por lo tanto, magnético y elêctrico, receptor y transmisor, y es el encargado de transmitirnos y de enseñarnos el conocimiento divino del mensaje de los dioses.
Los signos astrológicos que prestan su ayuda a la vela amarilla son Geminis y Virgo. Ambos signos, aunque no sean compatibles entre sí, se apoyan mutuamente y dan un excelente refuerzo a los valores de esta vela. El arcángel Rafael , con su fuego eterno es el que enciende la mecha de la vela amarilla, poniéndonos en contacto con las influencias astrales. El perfume vinculado a esta vela para iniciar un trabajo es el de sándalo que nos permitirá concretar con mayor facilidad nuestra labor. Las plantas más indicadas para favorecer el desarrollo del ritual con la vela amarilla son el espliego y la valeriana. Su chacra es el cuarto o glándula del timo, chacra que recibe siempre el apoyo y el impulso del tercer chacra fundamental o plexo solar. El árbol es el manzano, su metal el mercurio y su número el 4 que transforma todo lo espiritual en efecto físico y simboliza lo cotidiano, la ambición y la materia.

Silvia Rossi

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: