LAS VARAS DE CUARZO

Aunque lo ideal es fabricar uno mismo este tipo de herramientas e irla personalizando a medida que la montamos, la mayoría prefiere ser más práctico y comprarlas ya hechas, puesto que de todas formas se trata de objetos artesanales montados a mano.
Se trata de instrumentos que se utilizan como una prolongación de nuestra mano, en concreto del dedo índice, y sirven para potenciar el ritual o la ceremonia que vayamos a efectuar. Los cetros de cuarzo, o varas atlante, son de uso personal y, por supuesto, sólo se utilizará con fines positivos. Otro uso es en el de la meditación, ayuda a dirigirla y potenciarla.
Utilizada en terapias de sanación, ayuda a localizar un bloqueo energético o fugas del aura. Se utilizará cuando la intuición así nos lo indique. Para conectar con el desequilibrio del paciente, conectaremos con la energía de el cetro y dirigiremos su punta chakra por chakra, empezando por el chakra corona y bajando paulatinamente hasta encontrar la fuga energética o el desequilibrio, y así poder empezar a trabajar en su reequilibrado. Una vez limpia la zona a tratar volveremos a dirigir la vara de cuarzo hacia la zona afectada y visualizaremos como desde la punta sale un haz de luz o energía de color rosa y se enfoca y expande por la zona afectada, sellando de esta forma la sanación. Es aconsejable aplicar reiki sobre la zona tratada y también aplicar un tratamiento de cristales sobre cada chakra.
Los cetros de poder se limpian con una infusión de salvia, secándolo después con un paño de algodón. Una vez limpio procedemos a hacer un sahumerio de mirra o de sándalo. Para recargarlo es conveniente llevarlo a un entorno natural y apoyarlo en el tronco de un árbol en vertical, apoyado en la tierra.
Existen amuletos en forma de colgante y péndulos, que además de servirnos como protector nos pueden servir de apoyo en los rituales colocándolo en el altar. Estos se limpian colocándolos sobre una drusa o conglomerado de cuarzo.

Silvia Rossi20140725-144750-53270714.jpg

También te podría gustar...