LAS SIRENAS

Hace algún tiempo circuló lo que  parecía ser el esqueleto de una Sirena. Por supuesto, no hace falta ser un experto para saber que la fotografía ha sido totalmente retocada. Es más, si la observamos bien, veremos que posiblemente  el esqueleto y la persona ni tan siquiera debieron compartir originalmente el mismo plano. Aun así, la noticia de esta foto corrió como la pólvora, lo cual demuestra que, estos seres mitológicos protagonistas de cuentos y leyendas épicas,  siguen formando parte de una de esas tantas cosas en las que, de una manera u otra, queremos o necesitamos creer.

sirena

Para aquellos que no lo sepan las Sirenas no han tenido siempre la forma con las que ahora las conocemos. Originalmente las sirenas eran tres peligrosos seres con cuerpo de pájaro y cabeza de mujer, Parthenope, Ligeia y Leucosia, las hijas del Dios del rio Achelous, retratadas como seductoras, vivieron en una isla llamada Sirenum Scopuli. En la obra dramática Helena, de Euripides, su protagonista las llama “mujeres aladas, vírgenes, hijas de la Tierra”.  Los marineros que navegaban cerca del lugar donde habitaban las Sirenas,  escuchaban su música encantadora, sus voces,y naufragaban inevitablemente en las costas rocosas.

No se sabe a ciencia cierta, pero se cree que no fue hasta la edad media cuando las sirenas pasaron a convertirse en seres mitad pez, mitad mujer, y cambiaron su residencia por la de las aguas del Mediterráneo,  aunque algunos piensan que en realidad lo que pasó es que fueron confundidas con las nereidas, las ninfas del mar, y de las cuales hablaremos en otra ocasión.

La sirena acuática, la más conocida en la actualidad, tiene la parte superior del cuerpo de una hermosa mujer de piel bronceada y de cabellos rubios o verdosos. Su parte inferior es la de un pez con cola y escamas verdes, plateadas o pardas. Su complexión es parecida a la de los seres humanos, con el mismo y peso altura. Sin embargo, son más longevas que los humanos ya que suelen vivir unos 150 años.

Su alimentación se basa en algas, plancton y peces pequeños. Para respirar bajo el mar usan las escamas de su parte de pez, que les permiten estar varios días bajo el agua sin necesidad de salir a la superficie. Los machos son conocidos como sirenos o tritones. La sociedad de estos seres es fuertemente patriarcal. Sus poblados están instalados en acantilados y arrecifes. Están construidos con corales y conchas marinas. Les gusta habitar en paz y armonía con su entorno.

Las sirenas son muy coquetas y les encanta adornarse el pelo con corales y conchas. Suelen salir a la superficie y tumbarse sobre rocas, a peinar su largas cabelleras o a entonar sus cantos. El canto de la sirena es muy dulce y melodioso, y muchos son los marineros que han encontrado la muerte al escuchar este canto tan sugerente.

Aunque por su origen pudieran ser consideradas semidiosas, las sirenas no tienen ningún poder mágico.

sirenas

«Encantan a los mortales que se les acercan. ¡Pero es bien loco el que se detiene para escuchar sus cantos! Nunca volverá a ver a su mujer ni a sus hijos, pues con sus voces de lirio las sirenas lo encantan, mientras que la ribera vecina está llena de osamentas blanqueadas y de restos humanos de carnes corrompidas…»    (La Odisea – Homero)

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...