LAS CATACUMBAS DE PARÍS, PARAÍSO DEL ARTE MACABRO

En las profundidades de las calles de París, Francia, se encuentran los restos de más de seis millones de parisinos. Muchos creen que debido a estas pobres almas perturbadas en sus lugares de descanso, deambulan por los pasillos subterráneos de piedra de París, lo que hoy es conocido por muchos como ” las catacumbas”. Su nombre oficial es ” l’ossuaire municipal”, el cementerio cubre una pequeña parte de los túneles subterráneos que componen ” les Carrières de París” el túnel entero se conoce como ” las catacumbas”. Desde la época de los romanos de París enterraron a sus muertos en las afueras de la ciudad. El surgimiento de la cristiandad trajo un cambio sobre la práctica de enterrar a los fieles difuntos en terrenos consagrados y en as iglesias vecinas.
Con la expansión de la ciudad en el siglo X, había muchos cementerios, sin embargo, con la población originaria de París, los cementerios se acumulaon y ya no se podían construir más. En ese momento sólo los ricos podían permitirse realizar entierros, la iglesia en el siglo XII dio lugar a la apertura de un cementerio central. A finales del mismo siglo las personas dependían de la iglesia de St. Opportune cerca del centro de París.

  
La práctica común para enterrar a los muertos pobres era la inhumación masiva. Cuando una evacuación de una sección de dicho cementerio estaba llena, se cubría y se hacia otra. Apenas había ataúdes entre los muertos, los restos en descomposición se aceleraban mediante un proceso químico con el uso de la cal que entraba directamente en la tierra causando un grave problema para una ciudad que se basaba en el agua del pozo. No fue sino hasta finales del siglo XVIII que se decidió condenar a todos los cementerios parroquiales existentes y crear tres grandes zonas de entierros suburbanos a las afueras de la ciudad. Alexandre Lenoir, tuvo la idea de utilizar los túneles vacíos subterráneos, y su sucesor, Thiroux De Cronse, eligió el lugar al sur de París ” Porte d ‘ Enfer”. Cerca del sitio se pusieron cruces,urnas y objetos de la necrópolis que se trajeron de los cementerios de las iglesias.
Sus primeros años no eran más que un depósito de huesos hasta que en 1810 Louis Etienne Héricart de Thury, las subterráneas cavernas se convirtieron en una sepultura real, visible, como un mausoleo,y dirigió la reorganización de los cráneos y tibias en las catacumbas de hoy.
Muchos visitantes afirman que han ” sentido” cosas extrañas cuando han estado alí, sentimientos como que les faltaba el aire o se sentían seguidos y en algunos casos tocados por alguna fuerza invisible, incluso algunos otros han afirmado haber sido estrangulados. Otros visitantes han informado ver figuras de sombras o espectros en las profundidades de las pilas, filas de calaveras y huesos. Investigadores paranormales que visitan las catacumbas de París han realizado extrañas grabaciones, así como fotografías de luces extrañas e inexplicables fenómenos paranormales .

Óscar Ventura

  

You may also like...