LA RAREZA DE LAS ABEJAS AZULES

A principios de mayo aparecieron en Estados Unidos avispones asesinos de origen asiático. Ahora, expertos de la comunidad científica descubrieron extrañas abejas azules em um tono metálico que no habían sido vista en años. Se llegó a pensar que se habían extinguido.

Es el abejorro carpintero europeo (Xylocopa violacea), también conocido como abejoro sanjuanero, es una especie de himenóptero apócrito de la familia Apidae.

Es una abeja carpintera muy común en Europa central y meridional, incluyendo la península ibérica.

Fue en  marzo de este año 2020,  cuando Chase Kimmel , investigador del Museo de Historia Natural de Florida, encontró una abeja azul a la que no dudó en definir como «ultra rara». Según él, no veía una desde 2016 y por eso los científicos no estaban seguros de que esa especie todavía existiera.

 

Extrañeza y señal de cambios.

Este insecto es de gran tamaño, cuerpo peludo y color negro. Las alas tienen reflejos azules y violeta característicos. Tiene una envergadura de 4,5 a 5 cm y una longitud de 2,5 a 3 cm. La hembra tiene aguijón pero no es agresiva.

Observamos una pequeña abeja azul brillante agarrando una flor. Ese comportamiento es inusual y una característica única de la abeja de calaminta azul», explica el comunicado de Chase Kimmel

Citado por USA Today , Kimmel dijo que «la abeja azul calamintha tiene vello facial poco común que usa para recolectar polen».  Se alimenta de polen y néctar que recolecta visitando flores diversas, por lo que es un excelente polinizador, al igual que todas las abejas.

abeza azul

Construye nidos en la madera perforándola con sus poderosas mandíbulas, donde excava varias galerías paralelas que desembocan en una abertura única. En la primavera deposita una docena de huevos.

Además, dijo que su hábitat se encuentra en el centro de Florida. Esa región tiene una historia antigua, según detalla el comunicado.

Kimmel aseguró que exploró varios sitios en busca de la abeja, que crea nidos individuales en lugar de colmenas. «Las abejas azules habían sido encontradas previamente en cuatro lugares»algo relativamente poco numeroso , dijo.

Tras la eclosión, las larvas se alimentan de una mezcla de polen y néctar depositados por la hembra en el nido. Las larvas desarrolladas miden entre 2 y 3 cm de longitud. Hay que tener en cuenta que el de las abejas es uno de los ecosistemas que más rápido está desapareciendo debido a la pérdida de hábitat y al desarrollo humano,

La importancia de las abejas

Las abejas son sumamente importantes para el ecosistema debido a su comportamiento polinizador que es el desplazamiento de polen de una flor a otra. Este fenómeno tiene como consecuencia la formación del fruto, de una importancia vital en la agricultura, y la formación de la semilla, que le servirá al vegetal para perpetuar su especie y multiplicarse.

En cada ocasión en que una abeja recoge néctar de una flor o bien néctar y polen y se desplaza a otra para hacer lo mismo, realiza uno de los actos más importantes y beneficiosos para las plantas, la polinización. Entre la infinidad de insectos que participan en la polinización, la abeja melífera (Apis mellífera) es con mucho la más eficaz.

Según la ONU las abejas polinizan hasta 170,000 especies de plantas. Una sola abeja puede producir una cucharadita y media de miel durante toda su vida. Según la FAO el 75% de los cultivos alimentarios a nivel global dependen de la polinización por insectos y otros animales.

Si hace varios años de cada cien insectos visitadores, las abejas constituían el 70-80%, hoy día, debido al progresivo retroceso de especies polinizadoras salvajes a causa de las condiciones ambientales, el porcentaje que representan las abejas es mayor al 90%, siendo realmente indispensables en la naturaleza.

Recordemos que en toda Europa, las poblaciones de abejas y las reservas de miel han disminuido drásticamente desde 2015, en algunas zonas hasta en un 30% anual a causa de las temperaturas extremas, las inundaciones, las sequías y otros fenómenos consecuentes del cambio climático.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario