LA PLANTACION DE WESTOVER Y EL CORAZON ROTO

En esta ocasión y por ser el día que es hoy vamos a traeros una pequeña historia en Errantia por el mundo, sobre un lugar en el que tanto la amistad como el amor después de la muerte se hicieron presentes. Es una historia que también tiene un componente un tanto trágico.

plantacion

Este lugar del que os hablaremos en las siguientes líneas, es la plantación Westover, en la Ciudad de Charles City Country en el estado de Virginia, en Estados Unidos. Esta casa de estilo georgiano fue construida a mediados del siglo XVIII y fue propiedad del fundador de la capital de Virginia, William Byrd II. La parcela ocupa 4,15 kilómetros cuadrados.

Byrd II tenía una hija que se llamaba Evelyn, la cual era muy bella y feliz. Esta felicidad se vio truncada cuando durante un viaje junto a su padre  por Inglaterra, ella conoció a un hombre llamado Charles Morduant, del que se enamoró completamente. Esta felicidad por el amor encontrado se vio truncada, cuando su padre la prohibió seguir viendo a Charles.

Tras esta prohibición, ella volvió a la plantación de Westover, junto a su padre, pero su vida ya no sería igual, la muchacha no volvió a sonreír jamás. Su única ocupación era estar encerrada en su habitación pensando en el amor que había perdido y al que no volvería a ver. Según cuenta la historia ella jamás volvió a enamorarse de otro hombre, e incluso rechazó a todos los pretendientes que su padre la traía a casa.

La única que le hacía salir de casa fue su amiga Anne Harrison, también parecía ser la única que entendía el dolor de Evelyn. Un día mientras las chicas daban un paseo por la plantación de Westover, hicieron un pacto secreto entre ellas que consistía en que si alguna de las dos moría antes que la otra, la que falleciera visitaría a la otra pero no la asustaría.

No pasó mucho tiempo desde este pacto entre amigas hasta que una noche mientras dormía la bella Evelyn murió a los 29 años. Nadie lograba explicarse porque la chica aparentemente sana había fallecido, muchos pensaron que falleció porque se le rompió el corazón al no poder tener a su amor junto a ella.

Un día mientras Anne daba un paseo sintió una presencia, justo al lado del árbol donde habían realizado este pacto, era Evelyn, que venía a cumplir su promesa. Según dijo la propia Anne, Evelyn se la presentó envuelta en una luz blanca, la sonrió, la dio un beso en la mano y desapareció. Muchos son los que han visto a Evelyn paseando por la finca. Lo que todos los testigos que han visto a Evelyn relatan, es que no se sienten asustados sino al revés sienten mucha paz cada vez que la ven. Ya se ha convertido en un fantasma, que la gente que sigue trabajando allí están acostumbrados a ver.

Evelyn no es el único fantasma que habita este lugar, otros tantos testigos han afirmado haber visto a Byrd III, familiar de Evelyn que debido a una fuerte crisis económica se suicidó unos cuantos años más tarde de la muerte de Evelyn. Muchos dicen que suele aparecerse a media noche  sentado sobre su mecedora favorita. Esta no fue la única tragedia que ocurrió en Westover, ya que, Elisabeth, la mujer de Byrd III, también murió aplastada por un pesado mueble. Son muchos los testigos que la han oído gritar en medio de la noche, buscando ayuda.

Estos no son las únicos fenómenos paranormales que han ocurrido en este lugar, ya que mucha gente ha sido testigo de gritos en la noche y de ver extrañas sombras merodeando por el lugar.

 

Víctor H.S.

Publicado por Errantia investigación paranormal

También te podría gustar...