LA NOCHE DE SAN JUAN.

Agua, fuego, rituales y leyendas conforman esta que es considerada una de las noches más mágicas del año, por no decir la que más. Como sucede con muchas otras, la tradición se ha mezclado con nuevas tendencias,  sustituyendo en muchos casos, el alcohol por las pócimas y el baile desenfrenado por la danza ritual. Aun así, en la noche de San Juan siempre quedará lugar para lo ancestral, para recordar a un tiempo en que vivíamos en comunión con la naturaleza, un tiempo en que nuestra vida no estaba condicionada por el reloj, sino por el sol, y en el que los días no se contaban por meses, sino por lunas. Un tiempo en el que la madre tierra  nos enseñaba, con su ejemplo, a que los solsticios eran puertas que se abrían hacia una regeneración de nosotros mismos, tiempo de recoger cosechas, de limpiar malas hierbas, y de prepararnos y purificarnos para un nuevo ciclo, un nuevo renacer.

san juan

Mi recuerdo de la noche de San Juan siempre estará condicionado por el fuego, ese fuego que nos atrae y que nos invita a mirarlo y a envolvernos con su calor y su luz. Recuerdo una época en que los barrios de las ciudades aún eran barrios, habitados por personas que acababan convirtiéndose en una gran familia. Recuerdo como los niños, días antes recogíamos de los vecinos del barrio todo aquello de lo que querían deshacerse en el fuego purificador, sillas, libros, ropa, da igual, cualquier cosa valía, y sobre todo, recuerdo como en la noche del 22 acudíamos al barrio vecino, con premeditación, nocturnidad y alevosía, para robarles cuanta mas  leña pudiéramos, para que nuestra hoguera fuera la mas grande, la que más ardiera, la que mas durara. Y recuerdo, como alrededor de aquella hoguera, en un descampado hoy convertido en carretera de circunvalación,   esa gran familia en que se convirtió mi barrio, se ponía alrededor de la hoguera, para contar historias, para bailar, beber y reír.  Y que por encima de todo, se reunía para compartir, para compartir ese fuego que hacia de cada una de sus llamas un momento mágico e inolvidable.

san juan 2

Fran González

simbolos TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

 

 

También te podría gustar...