LA LUNA AZUL

La Luna Azul es una segunda luna llena en un mismo mes del calendario gregoriano. Las cuatro fases de la Luna, luna nueva, cuarto creciente, luna llena y cuarto menguante ocurren en un período de 29 días aproximadamente, por lo que es posible en algunos meses tener una segunda luna llena. Sabemos que la luna llena no es de color azul, su nombre se originó en la Inglaterra medieval de la palabra belewe»del inglés antiguo, cuyo significado es ambiguo, «azul» y «traicionar».Este evento no ocurre todos los años, y cuando ocurre es posible que ocurra más de una vez en el mismo año. Inclusive, en Inglés, se usa la expresión «once in a blue moon» para referirse a algo que ocurre muy raramente.

A la “Luna Azul” se le atribuyen unos poderes místicos especiales. Según los agricultores más tradicionales, la luna azul ayuda a producir una cosecha muy abundante, además dicen que los polloimages producen huevos más grandes durante este período y que las personas altamente receptivas son más vulnerables a las energías ambientales.
La “Luna Azul” se puede utilizar para aumentar el potencial de cualquier amuleto o ritual ya que se considera la energía ying más potente para atraer eventos cósmicos. Ayuda a traer recuerdos que no sabías que tenías, incluso a sanar heridas emocionales que serían difíciles de superar sin la magia de esta luna. Para los expertos en rituales una luna azul puede aumentar el potencial de la canalización. Uno de los rituales de curación más poderosos se puede realizar bajo la luz de la “Luna Azul”, se dice que el ángel de la misma luna entra en el cuerpo de los sanadores.
Independientemente de la tradición, una luna azul es un evento cósmico muy especial que puede traer la felicidad si se trabaja correctamente.
Ritual para este día
En la medida que sea posible, date un baño de mar o con sal marina el día de la luna llena o el sábado siguiente. Además prende una vela azul o blanca para atraer esa energía lunar a tu entorno.
Si tienes peticiones,deseos, proyectos, escribe en un papel todo aquello que quieres y quémalo con la llama de la vela (deja que el papel se consuma en su totalidad con cuidado). Deja la vela prendida hasta que se termine.
Silvia Rossi

También te podría gustar...