LA LEYENDA DEL UNICORNIO

Se cuenta que hace muchísimos años existían unicornios, se dice que estos animales no podían ser vistos por personas cuyos corazones no eran puros, solo jóvenes doncellas y niños podían ver a estos increíblemente bellos y nobles animales, con alguna excepción de algún hombre que poseyera el corazón limpio y puro.Su origen se pierde en el principio de los tiempos, un principio en el que aún reinaban el fuego, el humo y la oscuridad. Fue entonces cuando la Madre Tierra decidió apartar la oscuridad de la luz, intentando mantener un equilibrio, expulsando a la tiniebla al exterior y manteniendo a la luz en el lugar donde habrían de morar los seres vivos.

unicornio

Pero la tiniebla al verse liberada adquirió poder, se introdujo en las cosas y empezó a arrastrar tras de si todo aquello que encontraba. El equilibrio estaba en serio peligro, y la tierra empezó a gritar de dolor, un sonido atemorizador que se extendía por todo el vacío del universo, pero que poco a poco se fue convirtiendo en un acorde de dulzura, un lamento en busca de la armonía, hasta que finalmente se convirtió en Galgallim, un poderoso espíritu que giraba en espiral a través del tiempo y las edades, y que acabó convirtiéndose en conductor de luz. Aunque algunas cosas continuaban siendo arrastradas por la oscuridad, Galgallim guiaba a otras hacía las riberas de la luz, de este modo el equilibrio seguía manteniéndose.

Entonces la Madre tierra habló a Galgallim diciendo “Te he hecho a partir de los ocultos golfos, libre y con forma ilimitada. ¿Aceptarás una forma en la morada de los seres vivos y así prestar un servicio aun mayor?

Llegó envuelto en una nube, impulsado por un blanco torbellino. Descendió con suavidad desde los cielos a los campos aun infantiles, aún antes que sus fuegos iniciales se hubieran extinguido, convertido en Unicornio, con un cuerno alargado en su frente, en espiral, en recuerdo de cuando giraba a través de los tiempos, y con un brillo propio capaz de apartar de si toda oscuridad. Se lo llamó Asallam, el primer Unicornio de los nacidos.

Fue el Unicornio entonces la primera bestia que el hombre contemplara, la primera a quien dio nombre. Desde entonces el destino de ambas razas parecía que estuvieran ligados,  el Unicornio conducía hacia la Luz y sólo el Hombre podía allí seguirlo.

Pero con el tiempo, el hombre descubrió que el cuerno del unicornio poseía características curativas con las cuales podían salvar la vida de muchas personas quienes tenían enfermedades mortales o habían sido envenenadas, que alargaba la vida y concedía belleza  a todo aquel que tomara del polvo del cuerno,  y fue así como comenzó la cacería de estos preciosos animales y a su vez, así fue como se extinguieron debido a que todos fueron cazados por el hombre.

unicornio2

Y dicen, que desde entonces, en ocasiones, aun se oye el lamento de la tierra, con la esperanza de que  un nuevo espíritu escuche su dolor, y que el Unicornio vuelva a la morada de los seres vivos para portar nuevamente su luz.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: