LA INCREIBLE HISTORIA DE LOS NIÑOS VERDES

 Hay historias, leyendas, que  se repiten  por lo largo y ancho de nuestro planeta, que guardan demasiada similitud entre sí, normalmente, solo cambia el nombre del protagonista y el lugar donde ocurren los hechos, hechos, que cada cual adapta a su conveniencia, y dado que muchos se autoproclaman como los portadores de la original, es prácticamente imposible saber cual de todas es en realidad la primera que formó parte del folklore popular.  De la que ahora nos ocupa solo existen dos versiones, distanciadas en el tiempo por más de siete siglos y con cientos de kilómetros de separación entre ambas. Es el extraño caso de “Los niños verdes”

niños verdes1

Cuentan que corría el mes de agosto de 1881, cuando unos campesinos de una localidad de Barcelona, oyeron unos gritos procedentes de una montaña cercana a donde se encontraban, al ir al lugar de donde procedían los gritos, lo que encontraron fue a dos niños, un niño y una niña, acurrucados y aterrorizados a la entrada de una cueva.  Los niños, según dicen, hablaban un idioma desconocido, vestían unas ropas hechas con una especie de tela de metal, y los más extraño de todo, la piel de ambos era de color verde, los llevaron al pueblo donde fueron acogidos por un hombre ilustre del mismo. Los niños se negaban a comer y beber cuanto se les ofrecía y como consecuencia el niño enfermó a los pocos días y murió, la niña finalmente acepto comer, solo verduras crudas, el color de su piel cambió con  el tiempo,  aprendió a hablar español,  siendo ella misma la encargada de explicar sus orígenes y de contar su increíble historia.

Contó, como tanto ella como su hermano habían venido de una tierra sin sol, donde toda la gente era de color verde, desconocía  como habían llegado, solo recordaba estar con su hermano, oír un ruido muy fuerte, y  sentir como si fueran empujados, después se encontraban en una cueva, fueron en busca de la luz, y al poco llegaron los campesinos que los encontraron. Cinco años después de haber sido encontrada la niña, también murió, y su historia continuó siendo un misterio.

 Para encontrar otro caso sobre niños verdes nos tendremos que remontar hasta el siglo XII, cuando un cronista monástico, Gervasio de Tilbury, narra la historia de dos niños con piel de color verde oliva, que aparecieron de la nada en la pequeña localidad de Woolpit en Inglaterra. También, en este caso, fueron unos agricultores los protagonistas, en este caso, cuentan haberse encontrado a dos niños desorientados por un camino, como en el caso anterior, también hablaban un idiomas desconocido, y tras ser llevados al pueblo, se negaron a comer, el niño falleció a los pocos días, y la niña sobrevivió con una dieta a base de judías blancas crudas. En esta ocasión la niña llega a la edad adulta y contrae matrimonio con un joven de la localidad de King´s Lynn, y es a su marido, a quien finalmente accede a contarle su historia. Su mundo, era un mundo cavernoso y subterráneo, una tierra a la que ella definía como un “crepúsculo”, con un río que les separaba  de otra tierra mas iluminada, en su lado del río todos eran de piel color verde. Un día, ella y su hermano mientras paseaban, escucharon un sonido como de “campanas” que salía de uno de los túneles de la cueva. Por curiosidad, entraron en el túnel y siguieron hacia arriba durante un par de días, aunque en su tierra subterránea es probable que no tuvieran el concepto del “día” o la “noche”. Después de su largo viaje, salieron a la brillante luz del sol de la aldea británica. Después de investigar la zona, intentaron volver a la pequeña abertura por donde habían salido, pero no pudieron hacerlo debido a la luz cegadora. Fue en ese momento cuando los agricultores encontraron a los niños y se los llevaron a la aldea.

niños verdes2

Cuanto menos, historias curiosas separadas en el tiempo y la distancia, pero que han perdurado hasta nuestros días. ¿Qué hay de verdad tras ellas? No lo sé, ni tampoco lo pretendo, a veces hay cosas que mejor es dejarlas tal como nos las contaron.

Fran González

simbolos TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: