LA EXTINCIÓN DE LOS DINOSAURIOS

El objeto interestelar (cometa o asteroide) que mató a los dinosaurios cuando chocó contra la Tierra tuvo una colaboración inestimable para provocar la extinción de los dinosaurios. Parece ser que antes de sus secuelas, como los maremotos y los terremotos, hubo un factor determinante en la extinción masiva de tres cuartas partes de la vida vegetal y animal. Se trata del humo rico en hollín de los incendios provocados por la colisión.

Se ha estudiado como el hollín, los sulfatos y el polvo pudo haber contribuido al cataclismo. Clay Tabor, un geocientífico de la Universidad de Connecticut ha publicado su estudio en la revista Geophysical Research Letters. Ha descubierto que mientras las tres partículas bloqueaban el calor del sol, el hollín jugaba un papel dominante.

Papel del hollín

Cuando se produjo el impacto contra la Tierra se creó el cráter de Chicxulub en México. El choque vaporizó la corteza y creó un penacho de escombros en todo el planeta que emitió una radiación a una velocidad unas 20 veces mayor que la del sol. Encendió las plantas y los animales a su paso. Posteriormente los relámpagos de las tormentas generadas por el impacto encendieron más incendios, manteniendo una atmósfera rica en hollín.

Según Clay Tabor «El hollín es muy bueno para absorber la luz solar. A medida que el hollín entra en la estratósfera, parte de él calienta la atmósfera y se auto-alimenta, aumentando su tiempo de residencia atmosférica».

Final fatal para muchas criaturas. La extinción de los dinosaurios.

El hollín fue la sentencia de muerte para muchas criaturas marinas. Aunque los océanos los protegían de las llamas, el hollín permanecía en la atmósfera para bloquear la mayor parte de la luz solar. Esto fue así casi durante casi dos años, oscureciendo los cielos e impidiendo la fotosíntesis tanto en la tierra como en el mar. Esto colapso la cadena alimenticia. Se tardaron casi seis años para que los niveles de luz solar en la superficie volvieran a la normalidad. Todo esto obstaculizó la recuperación y condujo a extinciones marinas masivas.

Una muerte oscura

El colosal trozo de roca que talló una falla circular en el Golfo de México hace 66 millones de años explotó con el equivalente a 100 billones de toneladas de TNT. Se genero un apocalíptico invierno nuclear que duró años , según los científicos con furiosos incendios y cielos apagados. No se puede saber bien cual fue el ámbito de expansión del hollín ya que el viento ha jugado un papel determinante en obstaculizar el estudio.

Otros efectos del hollín

El hollín, los sulfatos y el polvo también habrían evitado que el calor del sol llegara a la superficie. Esto bajo bruscamente la temperatura de la Tierra en un momento donde las mismas eran muy cálidas. Esto podría haber dejado a la vida «particularmente vulnerable a un congelamiento profundo del invierno del impacto», según los científicos.

El hollín contribuyó de manera decisiva en bajar las temperaturas sobre la tierra en casi 30 grados centígrados. Sobre los océanos la bajó en 13 grados en sólo tres años. Como las partículas permanecieron en la atmósfera, las temperaturas en algunas zonas no volvieron a sus niveles anteriores al impacto durante más de una década.

Los sulfatos contribuyeron al descenso de la temperatura en menor grado, pero sus efectos fueron más duraderos, y se mantuvieron durante una docena de años. El polvo tuvo el menor efecto.

La pérdida de luz solar también alteró las precipitaciones. Los típicos patrones de circulación atmosférica a gran escala se habrían roto. Esta pérdida de precipitaciones podría haber tenido un impacto en la vida silvestre del Cretáceo. Esto tambíen significó que hubo menos lluvia para apagar los incendios forestales. A pesar de todo , los cambios en los patrones de circulación significaron que algunas áreas probablemente recibieron más lluvia que en el pasado.

Pero el hollín produjo el mayor cambio, amortiguando las lluvias a más de la mitad a corto plazo. Los sulfatos siguieron rápidamente. El polvo bloqueó significativamente la lluvia global, pero su rápida salida de la atmósfera tuvo un efecto menor.

Aunque estos 3 elementos contribuyeron a la extinción de gran parte de la flora y fauna de la Tierra, la oscuridad inspirada en el hollín muy probablemente fue decisiva. La falta de luz probablemente jugó el papel más importante en la pérdida de vidas.

Deja un comentario