LA DIOSA DE LA FERTILIDAD

almargen-1

ALMARGEN

Ubicación: Entre las sierras de Cañete y Zorrito, situado a 43,7 km Ronda y a 48,2 km Antequera. Limita con las provincias de Sevilla y Cádiz. Forma parte de la comarca del Guadalteba.

La arqueología siempre ha sido un tema que me ha fascinado y la leyenda que quiero relatar entre estas líneas es de lo más curiosa para mi y me interesé en ella cuando una vieja amiga me contó de su visita a la Diosa de la Fertilidad que se encuentra en este municipio. Pero antes de contarla, como siempre, haré un pequeño recorrido por la historia de Almargen. Comenzamos:

Según los hallazgos que se encontraron en los yacimientos arqueológicos de este municipio se puede confirmar que el hombre estuvo en estas tierras desde la Edad del Cobre. También existen restos de pobladores primitivos, así como también hubo colonizadores romanos. En total se encontraron treinta yacimientos en la Carta Arqueológica local. Por estas tierras encontramos la presencia del hombre finalizando el Neolítico, con la llegada de los fenicios esta zona conoció su primer momento de esplendor, al cruzar por tierras de Almargen la vía que unía Tartessos con Mainake. Después vino la romanización que dejó muchísimas huellas, sobre todo en las cuencas de los ríos Corbones y Almargen y en la zona norte del municipio. Y por último, nos encontraríamos una calzada romana que salía de la Vía XI que unía Antikaria (Antequera) con Acinipo (Ronda la Vieja).

Almargen puede «presumir» de una magnífica colección de pulimentos, hachas, azuelas y otros utensilios de piedra y de restos prehistóricos de la Edad de los Metales como una estela grabada de la Edad del Bronce o un ejemplar de las primeras espadas del periodo arcaico.

Pero de lo que realmente puede «presumir» Almargen es de la diosa de la fertilidad. Una estatuilla, datada de la edad de bronce, tallada en mármol blanco pulido del año 3.000 a. C, mide 22 cm y pesa más de 30 kg. Tiene forma como de un falo (simboliza lo masculino y una mujer embarazada). Tiene una forma ovalada o alargada y un abultamiento a media altura parecido al estado de gestación.

 09+El+ídolo+2

 

Este descubrimiento lo hace en un vecino de Almargen en 1993, por casualidad, cuando estaba haciendo reformas en los cimientos de su vivienda. Utilizó esta piedra como adorno en su jardín pero la forma que tenía le llamaba la atención y decidió comentárselo a su amigo (Concejal de Cultura), este se puso en contacto con expertos de la Universidad de Málaga que se desplazaron hasta el municipio y confirmaron la antigüedad milenaria de la piedra. El descubridor de esta diosa decidió donar la pieza al ayuntamiento y durante un cierto tiempo pasó desapercibida para los vecinos del lugar pero lo que ninguno sabían era el poder que contenía esta misteriosa piedra.

Todo comienza cuando Dori , una vecina del municipio, se enteró por su cuñado, de que un vecino había donado al Consistorio una figura prehistórica que había sido relacionada, por los expertos, con los deseos de fertilidad. Dori, a sus 39 años llevaba 16 intentando quedarse embarazada sin conseguirlo y hasta se planteó la adopción de un niño, pero aprovecho la oportunidad de ir al Ayuntamiento para hacer unos trámites y le pidió a su cuñado que le enseñara la piedra y tocarla para probar suerte. Y así lo hizo, cuando estuvo delante de la diosa de la fertilidad acarició con toda la fé que puede tener una mujer que desea realmente ser y sentirse madre. Al mes se hizo un test de embarazo que dio resultado positivo, por fin estaba embarazada, por fin consiguió hacer realidad su sueño, ser madre.

Este «supuesto» milagro de la diosa de la fertilidad corrió de boca en boca por todo Almargen, y hasta llegó a traspasar las fronteras. A raíz de todo esto comenzaron a visitar a la diosa mujeres desde cualquier rincón de España y el extranjero, para tocarla y pedir fervorosamente poder quedar embarazadas.

Hasta han colocado, justo al lado de la diosa, un libro donde se anota las parejas que han ido a visitarla y expresan en unas pocas líneas sus deseos de ser padres o el agradecimiento por conseguirlo.

Sea como sea, en esta piedra se deposita las esperanzas y los sueños de muchas mujeres que desean tener un hijo.

También te podría gustar...