LA BRUJERÍA DE COCINA

Los cuarzos potencian el crecimiento de las plantas.

La brujería de cocina es un movimiento o camino mágico que está en alza en todos los rincones, y como veréis es algo que la mayoría practica sin ser muy consciente de ello.

Se trata por un lado de volver a tener un contacto consciente con la naturaleza en tu propio hogar: cultivando tus propias hierbas aromáticas, preparando tus aceites o fabricando tus velas o jabones, por ejemplo. Es además poner una chispa de magia cuando cocinas, utilizando productos de la tierra y dando las gracias por ello, hacer sahumerios con hierbas o inciensos para purificar el ambiente, o fabricar tus propios remedios caseros como lo hacían antaño.

Cuando colocas cristales en tu casa para proteger o trasmutar energías, o coloca las piedras en la tierra para impulsar el crecimiento de las plantas. Cuando fabricas tus propios saquitos de hierbas para atraer la prosperidad a tu hogar o para proteger a tu familia. La llamada brujería de cocina está íntimamente ligada a la llamada magia verde, la sabiduría popular y los remedios de la abuela, y se suele transmitir de madres a hijas pero cada vez mas hay personas que no han vivido estas experiencias en su familia y que se están convirtiendo en autodidactas, bien sea intercambiando información o a través de las redes sociales, donde cada vez se encuentran mas frecuentemente “recetas mágicas”, ya sean culinarias como de otro tipo, como producir tu propio jarabe para la tos.

Tradicionalmente ha sido la mujer la que se encargaba de la cocina pero cada vez hay mas hombre que no solo se encargan de cocinar sino que ademas se adhieren a utilizar esta magia. Además la brujería de cocina no entiende de religiones ni de credos, la practican creyentes y no creyentes, cada uno imprimiendo su propio ritmo y su crecimiento espiritual.

Sabes que estás en casa de alguien que sigue este movimiento (totalmente inconsciente) cuando su hogar es acogedor y cálido, independientemente de que sea en una zona rural o en una gran ciudad, y por regla general, la vida de esta casa gira en torno a la cocina. No hace falta tener un caldero de cobre, una varita de álamo o hacer un círculo en el suelo para practicar este tipo de magia, nos bastan ingredientes naturales y buena predisposición, y poner amor en lo que hacemos.

Silvia Rossi

Cada vez hay más personas que se hacen sus propios aceites.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*