ENIGMAS OSCUROS DE LA FÍSICA AÚN SIN RESPUESTAS

Los estudiosos de las ciencias puras fundamentan sus hallazgos en el método científico, comúnmente utilizado por la comunidad científica para dar respuestas y tratar de explicar los fenómenos del universo.

Pero, hay  algunos que son inexplicables ante los ojos de los astrofísicos, de modo que descifrar algunos hechos se ha tornado una tarea titánica a pesar de la gran evolución de la ciencia y la tecnología en las últimas décadas.

Sin embargo, se han valido de soluciones y conceptos ambiguos que hasta la fecha no han sido del todo confirmados, pero que sirven de alguna manera para dar vestigio de fenómenos existentes en el universo. Seguramente, el científico que logre avanzar en este tema obtendrá grandes premios online y apostamos también a que se alzaría con el nobel de la física.

 A continuación hacemos mención de los más notorios enigmas oscuros de la física aún sin respuestas.

1.     La materia oscura

La materia oscura está desprovista de luminosidad, por eso no es visible. Se sabe de su existencia por deducción lógica, ya que surte un efecto gravitacional en otros fenómenos y elementos estructurales visibles del universo como las galaxias y las estrellas. No es capaz de absorber ni emitir suficiente radiación electromagnética para ser detectada por equipos de avanzada.

Una de las explicaciones de los científicos con respecto a la materia oscura es que está conformada por una enorme cifra de partículas con escasa interacción entre ellas, por ello no es observable en forma directa.

2.     La energía oscura

La energía oscura se ha convertido en una de las mayores incógnitas del universo y también la más rara y difícil de comprender.  La sonda espacial de la NASA llamada Wilkinson Microwave Anisotropy Probe (WMAP) hizo algunos descubrimientos acerca de la edad del universo y la curvatura del espacio.

Luego de una serie de estudios se determinó que la composición del universo está distribuida de la siguiente manera: 4,6% de átomos, 23,3% de materia oscura y el 72,1% es de energía oscura. A pesar de estos conocimientos de gran valor científico poco se sabe de la energía oscura, lo cierto es que existe y opera en el universo.

Esta cantidad gigantesca de energía indescifrable ocupa las tres cuartas partes del cosmos y hasta ahora no se ha determinado a cabalidad sus funciones,  ni en qué consiste pero afecta la expansión del universo. Sin embargo, con el tiempo han surgido algunas hipótesis:

  • Es una propiedad del espacio que incide en la expansión del universo.
  • Cuanto más espacio se produce para la existencia de la materia, se produce más energía oscura, en consecuencia el universo se expande más y más, y a mayor velocidad.
  • La energía oscura constituye un espacio vacío saturado de partículas temporales que aparecen y se desintegran permanentemente (teoría Cuántica).

Hasta ahora los razonamientos se limitan solo a hipótesis y supuestos teóricos, pero los científicos saben que hay “algo” que equilibra y compensa la fuerza gravitacional de atracción, y además participa en la permanente expansión del universo.  De no existir este “algo” la gravedad como tal evitaría dicha expansión.

No obstante, la única justificación lógica y posible que han podido concebir los científicos (a pesar de que no ha sido comprobado) respecto a estos eventos cósmicos es la existencia de la energía oscura.

De no existir la energía oscura el universo dejaría de expandirse y comenzaría a contraerse ocasionando conmoción en todo el cosmos. Ya sabemos que existe, y el universo sigue su ruta hacia la expansión infinita. Pero, ¿qué hay detrás de tanta oscuridad? Esperemos descubrirlo algún día.

También te podría gustar...

Deja un comentario