ENIGMAS DE SIEMPRE. LAS PIEDRAS DE ICA

Era casi un niño cuando oí hablar por primera vez de las piedras Ica, fue en un libro de Von Däniken, y el hallazgo me pareció tan impresionante que inmediatamente lo compartí con mis amigos. No se ni quien fue, ni como, pero el caso es que obtuvimos una dirección a la que escribir y así lo hicimos, queríamos saber todo cuanto fuera posible sobre esa supuesta civilización que había existido hacia miles, o quien sabe, quizás millones de años, y que era capaz de volar a las estrellas o hacer trasplantes, esa civilización que disponía de mas conocimiento y avances de los que nosotros teníamos muchísimo tiempo después.

Tardamos un par de meses en obtener respuesta. Una carta escueta, la civilización sobre la que queríamos saber era real, las piedras eran reales, y ponían a nuestra disposición algunas de ellas, al módico precio de 5 dolares cada una, quinientas pesetas de la época, un precio demasiado alto para mi presupuesto de adolescente, y por contra, también me resultaba demasiado bajo como para poder comprar una parte de algo que podía cambiar completamente la historia tal como la conocíamos.

ica

Corría el año 1961 cuando en un depósito oculto bajo las arenas del desierto de Ocucaje, en la costa del Departamento de Ica ,en Perú, unos campesinos encuentran unas extrañas piedras, Gliptolitos, con unos sorprendentes grabados, hombres conviviendo con dinosaurios, los que parecían ser transfusiones de sangre, intervenciones quirúrgicas  y curiosos objetos voladores.

En 1966, el Doctor Javier Cabrera Darquea recibió de un amigo una de estas piedras como regalo, y lo que comenzó como una mera curiosidad, acabó siendo una obsesión a la que dedicaba la mayor parte de su tiempo. Según sus propias palabras “Esas piedras eran parte de un extraordinario archivo lítico de hechos humanos que trascendían el espacio peruano y el del planeta, así como no cabían en el tiempo geológico que los científicos habían asignado al origen y evolución del género humano”. El Doctor Cabrera fundó un museo para las piedras, donde con el tiempo llegó a almacenar más de 15.000 de estos supuestos “testimonios pétreos”.

Las piedras poseen diferentes tamañas. Desde algunas de apenas centímetros y cien gramos de peso, hasta otras que miden más de un metro y llegan a pesar alrededor de 500 Kg. Grises, negras o rojizas, del tipo andesita, no excesivamente duras y oxidadas en la superficie, fueron analizadas por la Universidad Autónoma  de Madrid, los investigadores concluyeron que algunas muestras arrojaban una antigüedad de entre 60.000 a 100.000 años.

Las piedras de Ica siempre han estado envuelto de una gran polémica, no solo por la veracidad de las mismas, sino porque el descubrimiento pondría en evidencia muchas de las afirmaciones de la ciencia en relación al origen del hombre en la tierra, según las piedras hubo coexistencia con los dinosaurios, por lo no remontaríamos al menos a 60 millones de años atrás, a diferencia de los 40 o 50 mil que la paleontología establece.

Entre los grabados se pueden ver en 205 de estas piedras el ciclo reproductivo completo de un pez primitivo, sin maxilares que desapareció hace unos 200 millones de años. En otras se aprecian imágenes de transfusiones de sangre de mujer embarazada e incluso trasplante de órganos (riñones, corazón). Hay una que muestra una aplicación de anestesia por gas en una operación de cesárea; otras que muestran, por inverosímil que parezca, trasplante de hemisferios cerebrales, el uso de energía electromagnética, pirámides, viajes por el espacio, hombres que miran las estrellas con catalejos, que miran unos petroglifos o fósiles con lupas, mapas estelares, mapas de la Tierra tal como estaba hace 13 millones de años. Y en otras piedras se aprecian 13 constelaciones, las ya tradicionales y una extraordinaria que es la constelación de las Pléyades. Estas 13 constelaciones corresponden al Zodíaco Babilonio que usaba esta forma de registrar el paso de nuestro planeta por la bóveda celeste. En la actualidad, las Pléyades está incluida en la de Tauro.

En los años que duró el boom de las piedras, se detectaron miles de falsificaciones que realizaban artesanos de la zona, imagino que a este grupo pertenecían aquellas que me ofrecieron años atrás por 5 dólares, y existen grabaciones en las que se puede ver perfectamente como las hacían, sin embargo, ante los micrófonos de un canal español, uno de estos artesanos señaló que tuvo que decir que él las falsificaba porque si no se iba a la cárcel acusado de tráfico de reliquias arqueológicas. Entre tantas miles de piedras, sería casi ilógico pensar que no hubiera nadie que se hubiera querido lucrar económicamente del descubrimiento, pero hay que reconocer que algunas son  de una complejidad tan asombrosa que difícilmente un artesano, sin el conocimiento suficiente, las hubiera podido crear.

Por otra parte no se puede acusar al Doctor cabrera de ganar dinero con ellas, al contrario de lo que sucedió con muchas personas de su entorno, ya que él jamás vendió ni una sola de estas, sino que por el contrario, hizo uso de su propio dinero para conseguirlas y divulgar este hallazgo, lo cual lo llevó a ser difamado y ridiculizado. No obstante a día de hoy, la polémica sobre las piedras de Ica todavía continúa.

ASOCIACION DOCTOR JAVIER CABRERA DARQUEA (Piedras de Ica - Ica Stone)

En agosto del 2007 se produjo en la zona sur del Perú un terremoto grado 7,9 en la escala Richter que dejó el museo del Doctor Cabrera en un estado lamentable destruyéndose algunas de las piezas de la colección. Si bien al Doctor Cabrera (fallecido 30/12 2001) se le reconoció su dedicada y extensa labor al estudio y comprensión de este llamado tesoro de la humanidad, la comunidad arqueológica no ha prestado el debido interés por estudiar en detalle lo que hay en ellas, tomando más bien una actitud distante, incluso algo displicente, actitud que he de suponer se debe a que al mundo científico le resulta difícil cambiar sus paradigmas y nadie desea con mucho ahínco ir en contra de lo que se ha repetido por años.

Fran González

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...

1 respuesta