EL TREN FANTASMA DE LINCOLN

Cuentan, que cada año durante el mes de abril, un misterioso tren que parece haber salido de otra época, sale  desde Washington D.C., viajando a través de Nueva York, y dirigiéndose hacia Springfield, desplazándose lentamente y de manera inquietante. Algunos testigos en los últimos años afirman haber visto, en el interior del tren, un ataúd cubierto por una bandera rodeado de los espíritus de soldados vestidos con uniformes azules de la Unión.

Estas apariciones fantasmales incluso fueron publicadas en la prensa escrita “Albany Evening Times” en 1978 que decía lo siguiente: 
“El tren siempre aparece en Albany el 27 de abril, en el aniversario de su primer paso. A media noche , siempre a medianoche,  el tren aparece de la oscuridad, moviéndose silenciosamente por las vías con su crespón negro que fluye de sus lados y emitiendo sonidos débilmente audibles de música fúnebre. Quienes han llegado a ver el tren fantasma dicen que se desplaza sobre una alfombra negra que parece cubrir las vías, mientras que soldados espectrales de uniforme azul del ejército de la Unión lo acompañan. La aparición fantasmal se desplaza hasta desaparecer de la vista sobre algún horizonte.”

Sin duda, uno de los trenes fantasmas más famosos de todos los tiempos es el tren del entierro de Abraham Lincoln, el que lo llevó de Washington a Springfield para su entierro en abril de 1865. 

tren

 Abraham Lincoln,  decimosexto presidente de los Estados Unidos, estuvo rodeado de extraños sucesos y experiencias paranormales durante toda su vida. Su esposa, Mary Todd Lincoln, era asidua a las sesiones de espiritismo para tratar de comunicarse con su hijo Willie que falleció en la Casa Blanca. Aunque Lincoln asistía a todas las sesiones, no era demasiado creyente en estas practicas, a pesar de sus experiencias.

Lincoln una vez tuvo una extraña experiencia al ver una imagen doble de sí mismo en un espejo. Él encontró esto tan inquietante que lo habló con su esposa, quien le dijo que era un presagio de que sería elegido para un segundo mandato. En otra ocasión, el presidente Lincoln soñó que estaba en el ala Este de la Casa Blanca presenciando un gran funeral. Cuando le preguntó a un soldado qué pasaba, le dijeron que el presidente fue asesinado. Tres días después de relatar su sueño a su esposa y a sus amigos más íntimos, Lincoln fue asesinado. Ocurrió durante la noche del 14 de abril 1865 en el Teatro Ford en Washington D.C. El actor John Wilkes Booth irrumpió en el palco presidencial y le disparó al presidente a quemarropa antes de escapar.

Para el cortejo fúnebre, fue emitida una orden para requisar el uso exclusivo de los ferrocarriles desde Washington a Springfield, Illinois. El cortejo fúnebre viajaría 2.661 kilómetros a lo largo de la misma ruta la cual el propio Lincoln realizó como presidente electo en 1861. El cuerpo de Lincoln, junto con el cuerpo exhumado de su hijo Willie, fue cargado a bordo del tren funeral.

Los restos de Lincoln y su hijo viajaron en un recorrido de mas de 2.600 kilometros  hasta que el tren llegó a su destino final, donde los dos fueron enterrados en el cementerio de Oak Ridge en Springfield  (Illinois). Muchas personas afirmaron que con la llegada del tren fúnebre los relojes de la zona se detuvieron. 

Pero como hemos dicho, la historia del tren no acabó aquí, incluso los vigilantes de seguridad que se encargan de vigilar los ferrocarriles afirman que cada año el tren fantasma aparece. Regularmente en el mes de abril, a la medianoche, el aire en las vías se vuelve muy agudo y cortante. Es en ese momento cuando los vigilantes saben que aparecerá en cualquier momento. Ellos describen idénticamente lo anteriormente citado por “Albany Evening Times”, con la diferencia de que los relojes siempre se detienen. También ha habido informes de que se puede escuchar un silbato y la aparición de un humo fantasmal, pero que no aparece ningún tren.

lincoln

 Anualmente, el 25 de abril tanto los curiosos como expertos se dirigen a las vías del tren de Poughkeepsie para intentar obtener una visión de las figuras fantasmales que rodean el ataúd negro transportados por los soldados espectrales de la Unión.

Fran González

 TWITTER – FACEBOOK – BLOG

 

 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*