EL SONAMBULISMO

Las personas que presentan sonambulismo o noctambulismo, desarrollan actividades motoras automáticas que pueden ser sencillas o complejas. Un individuo sonámbulo puede salir de la cama, caminar, orinar o incluso salir de casa, mientras permanecen inconscientes y sin probabilidad de comunicación. Es difícil despertarlos aunque, en contra de lo que se cree comúnmente, no resulta peligroso. Los sonámbulos tienen los ojos abiertos, pero no ven como cuando están despiertos y suelen creer que están en otras habitaciones de la casa o en sitios completamente diferentes.

Los sonámbulos tienden a volver a la cama por iniciativa propia y a la mañana siguiente no recuerdan haberse levantado por la noche. El sonambulismo se produce durante las fases 3 o 4 del sueño, es decir, la etapa denominada sueño lento o sueño de ondas lentas (SOL). Es más frecuente en niños y adolescentes. Por lo general, los episodios son aislados, aunque pueden tener un carácter recidivante en el 1 al 6 por ciento de los pacientes. Su causa es desconocida y no existe ningún tratamiento eficaz. A la persona que presenta estos síntomas se le denomina sonámbulo o sonámbula.

IMG_1638.JPG
Se cree, erróneamente, que el sonambulismo es la conversión, en el estado de vigilia, de los movimientos físicos que efectúa el individuo en las escenas que está realizando durante su enoñación. Pero la realidad es que el sonambulismo se presenta durante las horas de la noche en las que aún no se ha presentado la etapa o fase de movimientos oculares rápidos que es aquella en la que sí suelen presentarse las imágenes oníricas. A menudo la mejor forma de lidiar con sonámbulos de forma segura es dirigirlos directamente de vuelta a sus camas. Sin embargo, la persona puede continuar levantándose hasta que el o ella haya cumplido con la tarea que disparó el episodio en primera instancia. Por ejemplo, si un sonámbulo está limpiando – una actividad común en el sonambulismo – ayudar en la limpieza puede ayudar a terminar el episodio. Diciendo a la persona ” Parece que has limpiado todo” puede ayudarle a sentir como pensar que la tarea ” necesaria” ha sido completada. Dado que los sonámbulos tienden a no recordar nada de lo dicho o hecho durante el sonambulismo, no hay necesidad de preocuparse de situaciones vergonzosas por su parte o por parte del protagonista del episodio.

IMG_1641.JPG
Los sonámbulos son muy sugestionables. Todo lo que ven y escuchan puede activar otro comportamiento. Si el sonámbulo también habla, puede resultar útil preguntarle que está tratando de lograr o hacer. La forma de hablar durante el sonambulismo varía de persona a persona y en cada episodio, ya que no son conscientes de su actual entorno, es muy difícil que revelen información a quien no se la diría estando despierto. También pueden exhibir comportamientos que se consideran vegonzosos, como orinar en lugares inapropiados, tratar de comer alimentos invisibles, limpieza de muebles invisibles, o incluso intentar bañarse o participar en relaciones sexuales. El sonámbulo no es consciente de nada de lo que está llevando a cabo, lo que quiere decir que puede realizar cualquier acción por peligrosa que sea.

Óscar Ventura

IMG_1639.JPG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: