EL PODER DE LOS CRISTALES: LA RODOCROSITA

20140608-005218-3138732.jpg

Cuenta una leyenda que a orillas del lago Titicaca vivían las sacerdotisas de Inti, el Sol, recluidas en un templo inexpugnable que sólo se abría para que saliera la joven elegida por el Inca para prolongar su linaje. Sin embargo, un guerrero llamado Túpac Canqui se atrevió un día a desafiar las leyes no escritas del templo, escaló sus muros y profanó el recinto. Nada más entrar vio a una hermosa

sacerdotisa de Inti, Ñusta Ajlla, de quien se enamoró perdidamente: pero no había amor posible para ambos, condenados a huir siguiendo la dirección de la Cruz del Sur para escapar de las iras del Inca y sus guerreros. Túpac Canqui y Ñusta Ajlla se ocultaron, perseguidos durante días y noches, hasta que lograron ponerse a salvo cerca de Pipanaco. De su amor nacieron varios hijos, que fundaron los pueblos diaguitas. Pero las maldiciones de los hechiceros del Inca alcanzaron un día a Ñusta Ajlla, que murió y fue enterrada en la cumbre de una montaña cercana. Túpac Canqui se acostó a dormir, para olvidar su dolor y se transformó en piedra: desde aquel tiempo, su eterno perfil de indio dormido se puede ver dibujado en la silueta de la cordillera. Pasó el tiempo, y un día un pastor de Andalgalá que cuidaba sus vicuñas regresó al lugar donde había sido sepultada Ñusta Ajlla. Grande fue su sorpresa cuando vio, entre las rocas con que había sido cubierto el cuerpo, la piedra florecida en forma de pétalos de sangre. Conmovido, tomó una de las gotas hecha piedra y la ofreció al Inca… Desde entonces el pétalo de piedra, la “rosa del Inca” –que se conoce como rodocrosita– fue usada como símbolo de perdón, fidelidad, sacrificio y auténtico amor.
Debo confesar que puedo pasarme horas contemplando esta piedra, y perderme en sus dibujos.
La Rodocrosita representa el amor desinteresado, la compasión y está particularmente indicada para aquellas personas que no se sienten queridas. Es una piedra de apoyo para las relaciones. Sí quieres encontrar a tu alma gemela esta es la piedra con la que tienes que trabajar, pero hay que tener en cuenta que esto suele ser un proceso doloroso. Las relaciones con las almas gemelas nos enseñan a entender y asimilar nuestro camino de vida, y a enfrentarnos con nuestros propios fantasmas. Pero la Rodocrosita también nos enseña a reconocer y aceptar los sentimientos dolorosos y/o reprimidos, disipando la negación.
Las personas que sientes aversión hacia esta piedra suelen reprimir algo que no quieren aceptar de sí mismos. Es muy útil para ayudarnos a enfrentarnos con los miedos irracionales y la paranoia, y a aceptar hechos que creemos inaceptables como naturales. También mejora la autoestima y alivia la tensión emocional.
La Rodocrosita fomenta la actitud positiva, (sirve de apoyo en estados depresivos), así como la creatividad. También ayuda a expresar los sentimientos y emociones de una manera espontánea, incluyendo los impulsos eróticos ya que esta piedra revitaliza los órganos sexuales.

Limpia los chakras base y el plexo solar, invitandote a que afrontes la verdad sobre ti mismo. Para meditar pontela sobre el corazón o el plexo solar.

Silvia Rossi

20140615-164133-60093279.jpg

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*