EL PODER DE LOS CRISTALES: LA PIEDRA DE LUNA

En la antigua Roma se creía que la piedra de luna se formaba por los rayos que proyecta la luna y así pasó a formar parte de las joyas que consideraban sagradas.
En la India esta piedra era considerada como protectora de las relaciones en el matrimonio, por lo que era se la tenía por sagrada.
En los países árabes las mujeres las cosen a su ropa para fomentar la fertilidad y proteger el embarazo.
La piedra de luna está directamente ligada con la intuición. Esta piedra nos hace ver que formamos parte de un todo que, como la luna, cambia constantemente: todo lo que crece mengua, y vuelve a crecer. La piedra de luna nos activa la intuición y saca a flote nuestro inconsciente, fomentando la empatía. Se utiliza para potenciar la clarividencia y las capacidades psíquicas, de hecho si se lleva como pendiente ayuda a aceptar estas capacidades, en el caso de que tengamos un rechazo hacia las mismas.
Durante la fase de luna llena esta piedra fomenta el sueño lúcido.
Es muy recomendable utilizarla para aliviar el estrés y la inestabilidad emocional. Para trabajar con ella y expulsar los viejos patrones emocionales hay que colocarla sobre el plexo solar, esto nos ayudará a comprenderlos y facilitará su disolución. También se utiliza para calmar a niños con hiperactividad, o en casos de conmoción.
El elixir de piedra de luna se utiliza para combatir el sonambulismo y el insomnio.
Para trabajar las emociones se colocará sobre el plexo solar o el chakra corazón. Si se coloca sobre el sexto chakra fomentaremos las experiencias espirituales. También se utiliza para equilibrar las energías femenina y masculina y para reducir la agresividad.

Silvia Rossi

20140730-003436-2076248.jpg

You may also like...