EL PODER DE LOS CRISTALES: LA CRISOCOLA

La crisocola, también llamada turquesa peruana, es una piedra muy utilizada en las culturas precolombinas, antes que el jade o de la obsidiana. Hay hallazgos de piezas hechas con esta piedra en vasos ceremoniales, brazaletes, cántaros ornamentales y cuentas en collares de los Yungas ( indígenas de Lima 3.000 a.C.).IMG_1303.JPG,

La crisocola es una potente piedra que nos infunde serenidad, una piedra tranquila que resulta muy útil en situaciones de cambio. En casos de relaciones personales que se tornan difíciles ayuda a calmar los ánimos, fomentando el equilibrio interno y aportando confianza y sensibilidad. También es excelente para aquellas personas que necesitan encontrar motivación, bien por falta de ella, bien por haberla perdido. Esta piedra reduce las tensiones mentales y mantiene la cabeza fría, ayudando a tomar decisiones objetivamente. Otra de sus cualidades es la de fomentar la creatividad.
IMG_1304.JPG

La crisocola limpia, calma y energiza los chakras, y nos ayuda a superar las fobias. Si la colocamos en el cuarto chakra (plexo solar) invierte la programación emocional destructiva, ayudando a expulsar las emociones negativas. Colocada en el quinto chakra (la garganta), facilita la comunicación mejorándola, al mismo tiempo que ayuda a callar cuando es oportuno. Si queremos mejorar nuestra percepción psíquica nos la pondremos en el sexto chakra (tercer ojo) y nos ayudará a abrir la visión.
Para acabar diremos que además, a nivel emocional alivia el sentimiento de culpa y nos aporta alegría.

Silvia Rossi

IMG_1305.JPG

You may also like...