EL PODER DE LOS CRISTALES: LA CORNALINA

La Cornalina es una piedra de la familia de la calcedonia utilizada desde siempre para fabricar amuletos, tanto sola como acompañada de otras piedras. Su nombre proviene del latín y significa carne, debido a su color.
En el antiguo Egipto se utilizaba en máscaras funerarias y en los menat, los pectorales ceremoniales que utilizaban reinas y sacerdotisas, estrechamente relacionados con el renacimiento de los muertos. Se dice que ésta era la piedra protectora de Isis.

IMG_1220.JPG

En la antigua Roma se utilizaba la cornalina engarzada en forma de sello para sellar los papiros ya que la cera no se queda pegada en ella.
Los primeros cristianos usaban cantos rodados de Cornalina con los símbolos grabados en ellos ( peces,cruz, palma, etc.) para poderse identificar entre ellos debido a las persecuciones que sufrían, y parece ser que el profeta Mahoma tenía un anillo de plata en forma de sello hecho con una Cornalina.
Alfonso X el Sabio dejó escrito en su Lapidario que esta piedra “tiene tres virtudes grandes y buenas y que su color es expresión de las fuerzas misteriosas del alma”.
Para los budistas simboliza la sabiduría y la utilizan en amuletos junto con la turquesa y el lapislázuli, como hacían los antiguos egipcios.

IMG_1219.JPG

Esta piedra te ayuda a superar el miedo a la muerte y a aceptar el ciclo de la vida, fomentando el coraje, disolviendo la apatía y a elegir los caminos más positivos para ti. También ayuda a recuperar la confianza en uno mismo, superando los condicionamientos negativos. Es excelente para ayudarte a aterrizar en la realidad presente, devolviéndote la vitalidad y la motivación perdida.
Sí quieres protegerte de envidias o resentimientos ésta es una de las piedras que te ayudarán, además de calmar el enfado y limpiar la negatividad emocional.
En la meditación se utiliza para erradicar los pensamientos erráticos y te ayuda a concentrarte, y activa el chakra base.

Silvia Rossi

IMG_1218.JPG

También te podría gustar...