EL PODER DE LOS CRISTALES: EL RUBÍ

IMG_1120.JPG

Existen varias leyendas indias en las que se creía que el que llevaba un rubí tendría éxito en todas las áreas de su vida: tendría salud, riqueza, éxito en el amor y además, que esta piedra le otorgaría sabiduría. También en algunas culturas se creía que el rubí tenía la capacidad de hacerte invulnerable.
En la Biblia Job hace mención a esta piedra diciendo que la sabiduría es más preciada que el rubí.
En la Edad Media se creía que el rubí poseía el poder de la adivinación, y que te avisaba de posibles desgracias al cambiar de color, oscureciéndose.
En Birmania se utilizaban como talismán para alejar la mala suerte, las enfermedades y las heridas. Consideraban que esta bella piedra eran gotas de sangre que supuraba la madre tierra desde su corazón.

IMG_1115.GIF

Lo cierto es que esta piedra te otorga energía y aporta equilibrio, es una piedra altamente vital, que aporta energía positiva y entusiasmo. Además transmuta la energía negativa y ayuda a apartar las cosas negativas que puedas tener en tu camino. Es perfecta para mejorar la motivación y te enfoca para establecer objetivos realistas, así como para tomar las riendas del liderazgo. Otra de sus propiedades es que te apoya a tomar las decisiones necesarias para que encuentres tu camino de vida y te anima a hacer aquellas cosas que realmente te llenan y te hacen feliz.
El rubí te protege de el vampirismo psíquico y sus ataques, formando un potente escudo protector.
El rubí es perfecto para la concentración y eleva el estado de conciencia, facilitando la visualización y los sueños positivos. Esta piedra estimula la glándula pineal.
Este cristal estimula la actividad sexual y aporta vigor a quién la lleva, fomentando la pasión, por lo que resulta muy popular entre los amantes.
El rubí estimula el chakra corazón.
Esta es una de esas piedras que resulta muy cara sí está pulida pero que resulta asequible en estado natural.
El rubí es la piedra que corresponde a los signos de Aries, Cáncer, Leo, Escorpio, Sagitario y Capricornio.

Silvia Rossi

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: