EL PODER DE LOS CRISTALES: EL GRANATE

Cuenta la leyenda que Noé para poder alumbrar y dirigir el Arca, fabricó una lámpara con granate ya que su luz roja desprendía un brillo que le permitía ver en la total oscuridad. Esta es una de las 12 piedras bíblicas. 

En la antigua Roma, los legionarios lo utilizaban como talismán, ya que pensaban que este cristal los podía avisar de los peligros venideros. Además se utilizaba en joyería para adornar los cabellos de las nobles, y los hombres romanos lo utilizaban en anillo como símbolo de riqueza. 

Cuando hablamos de granate siempre pensamos en un color rojo fuego, nada más lejos de la verdad ya que existen granates en todos los colores, incluso en azul, que se creía hasta 1990 que no existía. Cada color tiene unas propiedades especiales, además de todas las propiedades del genérico.

El granate tiene una conexión con la glándula pituitaria, que estimula la ampliación de la conciencia y se utiliza para acceder al recuerdo de vidas pasadas, lo que hace que se disuelvan los patrones de conducta arraigados en tu inconsciente, que ya no te sirven, pero que ponen resistencia y que son continuamente saboteados por tu subconciente.

 Para trabajar esto nos colocaremos el cristal en el tercer ojo mientras hacemos una meditación.

Esta piedra también nos ayuda a liberar las inhibiciones, dándonos confianza en nosotros mismos, y nos ayuda a superar las ideas obsoletas que nos impiden avanzar. También es un excelente aliado en momentos de crisis personal. En aquellos momentos en que parece no haber salida y en que estamos empezando a ser presa de la desesperación, podemos utilizar un granate, que nos servirá de apoyo, ya que fortalece y activa el instinto de supervivencia. También nos conciencia a proporcionar ayuda a otros en momentos problemáticos.

El granate está habitualmente asociado al amor ya que lo inspira, además de equilibrar el impulso sexual y alivia cualquier estado emocional que no sea armónico.

 El granate lo utilizaremos para limpiar la energía negativa de los chacras ya que se trata de una piedra muy energizante y regeneraradora. En Gemoterapia también se utiliza para ampliar la energía de otros cristales.

Silvia Rossi

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: