EL ORIGEN DEL FLAUTISTA DE HAMELIN

Según el famoso cuento de los Hermanos Grimm,  corría el año de 1284 cuando la tranquila localidad alemana de Hamelin se vio azotada por una terrible plaga de ratas. Al no poder hacerle frente con sus propios medios y con el temor de que el suceso pudiera  derivan en un  brote de peste, las autoridades de la localidad ofrecieron 100 monedas de oro, a la persona o personas que les  ayudase a deshacerse de los roedores.

No pasaron muchos días hasta que llegara a la localidad un curioso y misterioso individuo con un raro y colorido atuendo, que se ofreció a si mismo como la solución al problema. Armado con una pequeña flauta de madera. El hombre comenzó a pasearse por las calles tocando  una misteriosa melodía, curiosamente, las ratas comenzaron a salir de sus escondrijos y a seguir al flautista, el cual las conduce hasta el rio donde todas terminan ahogándose.

De regreso junto a las autoridades de Hamelin, el hombre reclama su recompensa, recompensa que le es negado con mil y una excusa. Resignado, el hombre decide marchar por donde ha venido, tocando nuevamente  la misteriosa melodía, sin embargo, en esta ocasión no son las ratas, sino los niños los que como hipnotizados empiezan a seguir al flautista, ante la  impotencia de los padres, que incapaces de detenerlos, ven como finalmente el  flautista y sus hijos desaparecen en el bosque.

Hasta aquí un resumen del cuento, pero como ya todos bien sabemos, tras la leyenda siempre se esconde algo de realidad.

flautista

Lo cierto es que un día como hoy, 26 de Junio, pero de 1284, ciento treinta niños desaparecieron de Hamelín. Sobre este suceso, y dado que el paso de los años suele confundir la historia y la leyenda, existen diferentes teorías.

El historiador Martin Humberg habla de un grabado en una de las vidrieras de la iglesia de Hameln, reemplazada en el 1660 y que pudo ser restaurada recientemente, en el que se puede ver a un hombre con ropa multicolor seguido por un grupo de niños. Alrededor de la escena hay una inscripción en que se puede leer: “En el año 1284, en el día de San John y Paul, el 26 de junio. Un gaitero, vestido de muchos colores, 130 niños nacidos en Hamelin fueron seducidos y perdidos en el Calvario cerca de Koppen”, en la localidad incluso existía una calle denominada “Bungelosen Straβe” que en alemán viene a significar “la calle sin el sonido de los tambores”, donde estaba prohibido bailar y tocar música en memoria a lo ocurrido a los niños.

Algunas fuentes también dicen que Bruno von Schaumburg, obispo de Olmutz, reclutó en 1281, tres años antes de la fecha mencionada en la vidriera, a los niños de Hamelin para enviarlos como colonos a Moravia, el misterio aquí es establecer si esa colonia de niños de Hamelin llegó efectivamente a su destino o si desapareció por el camino. Otra versión sostiene que tal reclutamiento tiene su origen en la llamada “la cruzada de los niños”.

http://cronistademispensamientos.blogspot.com.es/2015/02/la-cruzada-de-los-ninos.html

 Sin embargo, está cobrando cada vez más fuerza una teoría que asegura que el misterioso flautista era, en verdad, un carismático líder practicante de algún tipo de culto precristiano, que descarrió a los niños llevándolos a practicar viejos cultos paganos en los cuales solía utilizarse entre otros objetos una flauta para las danzas rituales, lo que explicaría también su peculiar atuendo. Su grupo habría sido detenido y ejecutado sin piedad en la zona del Calvario, lugar de ejecución que también se menciona en todas las versiones

Otra teoría, algo más mundana,  defiende que en realidad los niños simplemente murieron a causa de la peste negra, y de ahí que la leyenda incluyera a las ratas en tan trágico suceso. El flautista tan solo sería la representación de la muerte. Sin embargo esta teoría carecería de fundamente histórico, ya que la peste no aparecería en Europa hasta medio siglo más tarde.

Un pederasta secuestrador de niños o un brote de histeria colectiva que pudo provocar la enfermedad nerviosa conocida como “baile de San Vito”, también forman parte de la lista de teorías.

Como de costumbre, lo que sucedió en Hamelin quizás nunca los sabremos, pero lo cierto es que, una vez más, nos damos cuenta de que los cuentos de hadas no siempre son fruto de la imaginación.

vidriera

Alguien llamado Diácono Ludwig informó en 1384 sobre un misterioso libro que narraba un acontecimiento atroz en la ciudad de Hamelin. El libro se perdió a mediados del siglo XVII, pero uno de sus versos, acaso el más importante, se conserva en perfecto estado tallado sobre una roca del pueblo.

Anno 1284 am dage Johannis et Pauli

war der 26 junii

Dorch einen piper mit allerlei farve bekledet

gewesen CXXX kinder verledet binnen Hamelen geboren

to calvarie bi den koppen verloren.

En el año 1284, en el día de Juan y Pablo,

el 26 de junio,

por un flautista vestido con muchos colores,

130 niños nacidos en Hamelin fueron encantados

y se perdieron en el calvario, cerca de las colinas.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*