EL JINMENKEN

En la década de  los 80, varios testigos afirmaron haber visto un perro con cara humana hurgando en la basura en los callejones del Distrito de Shibuya en Tokio. Estos avistamientos reavivaron en la memoria popular a un personaje del folklore japonés, el Jinmenken.

jimen1

El, Jinmenken, que podría traducirse algo así como “el perro con cara humana”, del tamaño de un perro mediano, siempre aparece sucio y con el pelo enmarañado. Cuentan que todo aquel que se acerca a lo que a priori no es más que un perro callejero, queda totalmente aterrorizado al observar su cabeza, o más bien su rostro, un rostro humano casi siempre con ojos profundos y tristes, un rostro que parece querer hablar con todo aquel que se cruza en su camino.

Entre el 1.600 y casi hasta finales del siglo XIX, los encuentros con estos “animales” incluso aparecían en los noticiarios de la época, e incluso según parece eran expuestos en las “misemono”,  ferias populares ambulantes, una costumbre habitual en todo el mundo ,en este tipo de ferias, era mostrar a personas diferentes del resto  bajo el calificativo de “monstruos” .

Según los registro históricos, en estas ferias mostraban la taxidermia de algún Jinmenken y, en ocasiones, incluso se llegaban a mostrar los especímenes vivos. En estos “shows”, los Jinmenken se paseaban sobre la vista de todos y se convertían en atracciones muy populares. No está claro si se trataba de Jinmenken reales o perros alterados de tal manera para engañar, pero el hecho es que hay numerosos relatos de estas exposiciones y fueron sin duda observados por mucha gente.

Curioso y resaltable es el testimonio de un zoólogo aparecido en una de las citadas publicaciones de la época “Ahí estaba, encogido y lloriqueando en la esquina de la cabina de la exhibición. Estaba encorvado sobre sí mismo, con un olor bastante fuerte. Entonces me miró con ojos tristes y pude ver claramente que era el rostro de un ser humano, aunque con la mirada vacía, sin alma. Inmediatamente supuse que era un engaño al ver semejante aberración, sin embargo, si uno había forjado un espectáculo tan horrible entonces lo había hecho con tanto ingenio y artesanía que le he podido comprobar como tal. Si se trataba de algún tipo de taxidermia macabra de un ser vivo, no había ninguna prueba de ello. Pude ver que no había puntos de sutura aparentes o conexión artificial entre el rostro humano y el perro. Yo estaba ansioso por verlo pero esa abominación espantosa y su mirada me dejó con un profundo malestar mucho tiempo después de haberlo visto.”

Premoniciones de temor o sentimientos de profunda desesperación son ocurrencias comunes en todos los afirmaron haber visto un Jinmenken. Otros informes relatan la capacidad de un Jinmenken para hipnotizar a los espectadores en las ferias, e incluso se sostiene que los jinkenmen son considerados como presagios de la fatalidad o de catástrofes.

En la actualidad, existen  informes  que relatan la gran velocidad aparente de los Jinmenken, corriendo junto a los coches en las carreteras más oscuras, incluso a veces gritando o chillando, estos avistamientos se producen principalmente durante la noche en las zonas rurales, aunque también hay algunas excepciones.

¿Mito? ¿Realidad? Cuesta creer, pero no obstante, si un día visitas Japón y paseando por las calles de Tokio te encuentras con lo que aparenta ser un perro callejero, ¡Ten cuidado! Podrías llevarte alguna sorpresa.

jimen

Son muchas las teorías en cuanto a lo que podría estar detrás de los avistamientos y las historias relacionadas con el Jinmenken. Algunos sugieren que el Jinmenken son los espíritus de las víctimas de accidentes de tráfico o perros poseídos por espíritus malignos. Otros dicen que son el resultado de los experimentos biológicos llevados a cabo en los laboratorios secretos. Incluso se ha sugerido que estos perros-humanos son el Chupacabras de Japón.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...