El Fantasma de Jane Bowles

jane-bowles

Para muchos escritores extranjeros la Costa del Sol es el mismísimo paraíso, el lugar perfecto para la inspiración; la luz, el mar, la naturaleza son sus musas. Pero, para la famosa escritora Jane Bowles Málaga fué su lugar de descanso eterno.

Jane Auer (apellido de soltera), nació en Nueva York (Estados Unidos) un 22 de febrero de 1917 en el seno de una familia judía y pasó su infancia en Woodmere (Long Island). De pequeña enfermó de tuberculosis y su madre decidió trasladarse con ella a Suiza para que se recuperara.

En su adolescencia volvió a Nueva York y se dedicó a disfrutar del ambiente bohemio de Greenwich Village y experimentó sus primeras experiencias bisexuales.

Contrajo matrimonio con el escritor y compositor Paul Bowles en 1938.  Paul y Jane se conocieron rondando los círculos artísticos de Nueva York y compartían el mismo interés por la literatura. A Jane, Paul le parecía algo sombrío y eso era lo que más le atraía de él. Paul se sentía atraido sexualmente por Jane, aunque ella lo rechazaba sexualmente. Su matrimonio se decidió de la manera más alocada posible: «Sería divertido casarnos. Y sorprenderíamos a mucha gente lo malo es estar atado, bueno si pero que hacemos, ¿nos casamos? ¡pues vale!». Si que es una manera loca. La madre de Jane fue la primera en alegarse ya que la chica parece que se estaba descarrilando. Los Bowles vivieron en Nueva York hasta 1947 año en el que trasladaron a Tánger.

 jane-y-paul-bowles

Sus publicaciones fueron: 

– 1943 Novela «Dos Damas muy Serias» (Two Serious Ladies).

– 1947 Obra de teatro «En la casa de verano» fue adaptada e interpretada en Broadway en 1953.

– 1966  Cuentos  «Placeres Sencillos».

Tennessee Williams, Truman Capote y John Ashbery consideraron a Jane Bowles una de las mejores y más subestimadas escritoras estadounidenses.

Al parecer Jane Bowles padeció durante años problemas de salud:

– 1957 Jane tenía problemas de hipertensión y tomaba un tratamiento para bajar la tensión pero mezclado con alcohol le provocó una apoplejía (la actividad cerebral se para y acompañada de una parálisis muscular, es similar a una embolia o trombosis). Recibió como terapia sesiones de electroshock y se recupero. La vida tan alocada y desordenada que llevaba hizo que Paul la llevara a Nueva York y la sometieran a diferentes pruebas en las cuales los resultados fueron que tenía un trastorno cerebral. Al regresar a Tánger se volvió más excéntrica, no podía leer ni escribir. Tomaba mucha medicación y no dejaba el alcohol.

– 1967 Jane ingresó en un sanatorio mental para mujeres en Málaga. Le aplicaron otra vez sesiones de electroshock. Volvió a Tánger  y su comportamiento empeoró alarmantemente. Quería beber a toda costa, intentó tirarse por una ventana, salía a la calle desnuda, etc.

 En la clínica malagueña fue atendida por el doctor Cotrina (del cual he odio hablar maravillas y también de su hijo que ha seguido los pasos de su padre en el mundo de la psiquiatría). Desde 1967 hasta 1970 hizo varios ingresos en la clínica donde le diagnosticaron psicosis maniaco-depresiva. 

– 1970 Volvió a ingresar en la clínica y Jane sufrió un derrame cerebral  «auto-provocado» . Por lo visto dicen que en una pequeña fiesta que se organizó en la clínica  se puso a bailar de una forma muy alocada. Ya no logró reponerse y ni no volvió a salir de la clínica.

Jane Bowles falleció un 4 de mayo en 1973. Sus restos descansan en el Cementerio de San Miguel.

 

 La tumba de la escritora norteamericana Jane Bowles

Pero su espíritu vaga por el cementerio una vez que sus puertas se cierran al público. Recién construido el monumento funerario de Jane Bowles en 1998 fue cuando comenzaron a suceder fenómenos extraños. El encargado de la capilla del cementerio, José Fernández y los vigilantes han visto con sus propios ojos desfilar cerca de la tumba de esta escritora la figura de una mujer vestida de negro en actitud contemplativa. Los vigilantes pensaban que era algún familiar o conocido de la difunta que iba a rezar a la tumba pero cada vez que intentaban acercarse a esta extraña mujer desaparecía tras una esquina de un panteón enorme en cuestión de segundos. Eso extraño bastante a José y a los vigilantes. Estos intentaron acercarse todo lo posible para ver el rostro de esta mujer y menudo susto se llevaron cuando descubrieron que era la mismísima Jane Bowles. Pudieron comprobar que era ella porque en su tumba hay colocada una foto y es idéntica a Jane.

Ellos no son los únicos que han visto al espíritu de la escritora. En 1978, justo en el aniversario de la muerte de la escritora, una pequeña reunión de 15 personas, entre familiares, amigos y admiradores de la difunta, estaban presentes ante la tumba rezando en silencio cuando uno de ellos se percata de la figura enlutada de una mujer cerca de ellos. Uno tras otro se fijaron en la extraña figura que estaba al fondo. Todos miraron la foto de la tumba y confirmaron que aquella mujer era la mismísima Jane Bowles.

Desde hace varios años concretamente desde el 4 de mayo de 2005, no solo familiares y amigos de la escritora sino también curiosos que han escuchado hablar sobre las apariciones Jane, se reúnen y comentan entre ellos lo siguiente: » No os preocupéis. Jane suele venir en el aniversario de su muerte, apareciendo entre nosotros con la misma espontaneidad con que desaparece».

¿Será Jane Bowles un espíritu libre? Sufrió desde muy joven problemas mentales.

¿Se habrá liberado de sus fantasmas mentales? ¿Se aparecerá ante sus familiares para que sepan que esta bien? ¿Buscará la inspiración entre los restos de aquellas lápidas?

O lo peor ¿estará perdida en la profundidad de su mente y no encuentra el camino del descanso eterno?

 

 

 

 

 

 

También te podría gustar...