EL DIA EN QUE LOS EEUU PENSARON EN BOBARDEAR LA TIERRA DESDE LA LUNA

Hace unas semanas, coincidiendo con las celebraciones de la NASA del cuarenta y cinco aniversario de la llegada del primer hombre a la Luna, la NSA (Agencia Nacional de Seguridad) desclasificó unos documentos, que más que curiosos, yo calificaría como terroríficos, un plan secreto, que afortunadamente nunca se llevó a cabo, en el cual se hablaba de que en la década de finales de los cincuenta y principios de los sesenta, el gobierno de los Estados Unidos planeaba instalar una base militar en la luna, para desde allí bombardear la tierra y volar una parte del satélite con, el fin único fin de atemorizar a su archienemigo de la época , la extinta URSS.

tierra

Según Jeffery Richelson de la NSA, dos estudios fueron realizados, en 1960 el Programa Base Lunar Militar, y en 1961 el Plan Expedición Lunar (LUNEX), con el apoyo de la Armada y las Fuerzas Aéreas de los EE.UU. Ambos estudiaban la luna no con interés científico o propagandístico, sino que analizaban la importancia estratégica de establecerse militarmente en nuestro satélite. Tras los primeros éxitos espaciales de los soviéticos, en especial tras la puesta en órbita del Sputnik en 1957, los estadounidenses temían que los astronautas rusos fueran los primeros en llegar a la luna. El Programa Base Lunar Militar en particular mostraba el nivel de desesperación alcanzado por el ejército norteamericano ante el avance soviético, que les llegó a plantear la posibilidad de mover explosivos a una base que habría de construirse en la luna y desde la cual podría bombardearse a la Tierra.

 

El plan esperaba tener lista la base para 1969 aunque por fortuna la Casa Blanca nunca llegó a aprobarlo. En su lugar, ese fue el año en que finalmente el famoso Eagle del Apolo 11 alunizó inscribiendo a Armstrong y su «pequeño paso» en todos los libros de historia.

Según puedo leer en Nature World News, la NSA ha desclasificado una de las partes «top secret» del citado estudio, lo cual ha revelado que los supuestos «vuelos lunares de investigación» consistían en realidad en llevar una cabeza nuclear a la luna lo suficientemente grande como para hacer ante el mundo toda una «declaración» sobre el poder de los EE.UU, dedicada especialmente a los soviéticos.

Pero sin duda, aquella no fue la mayor «animalada» ideada por los militares estadounidenses. La palma se la lleva un trabajo de 1959 titulado «Un estudio de Vuelos Lunares de Investigación» en el que colaboró un joven astrónomo llamado Carl Sagan. En él se encontraba una propuesta radical que habría de detener la Guerra Fría con un enorme golpe de efecto: volar con explosivos parte de la luna. El plan finalmente fue desechado al no poderse calcular los efectos que tendrían los escombros lunares que caerían sobre la tierra a consecuencia de la explosión.

guerra fria

Algunos dicen congratularse de que la guerra fría ya forma parte solo de los libros de historia. Claro, que supongo que se refieren a lo de fría, porque la guerra, por desgracia, esta mas caliente que nunca.

Fran González 

enlaces personales TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...