El asesino invisible de Destino Final

Alex tiene un presentimiento negativo sobre el viaje que lo llevará a París con sus compañeros de clase. El muchacho es sacado del vuelo 180, histérico, después de tener una visión del avión estallando a pocos minutos de abordarlo. Alex es expulsado junto a 5 compañeros y una profesora que sale para acompañarlos. Ya en el aeropuerto, decepcionados, los que debieron estar rumbo a París ven como el avión se va, menos Alex que espera lo peor, efectivamente, el avión estalla a pocos minutos de despegar. Los sobrevivientes quedan atónitos, la premonición de Alex ha salvado sus vidas.

Pronto empiezan a morir uno a uno los sobrevivientes del vuelo 180, los que no lo abordaron, en fatales accidentes absurdos. Alex empieza a sospechar que la muerte tenía un designio para ellos y que no piensa dejarlo inconcluso.

¿Estamos predestinados? ¿ya esta escrito el día y la hora de nuestra muerte? ¿podemos conocer el día de nuestra muerte? Y si es así ¿podemos engañar a la muerte? Estas preguntas surgen en la producción hollywoodense Destino Final (2000)

La cinta plantea el dilema de la muerte y busca hacernos conscientes de algo que nos amenaza diariamente, sobre todo por un accidente casual, pues podemos ser víctimas de ellos en el momento que menos lo esperemos, y lo logra efectivamente, Destino Final crea y mantiene una tensión, incluso al salir de la ficción la extraña sensación de que un accidente absurdo puede acabar con nuestra vida en cualquier momento se mantiene.

En el film, la sombra de la fatalidad es una especie de ser consciente, algo relacionado con la mitología griega, las Moiras, tejedoras del destino, ellas de forma casi caprichosa marcaban el momento de la muerte de los hombres, mediante un hilo y una rueca en la que se entretejían los destinos. Este trío de mujeres que personificaban el destino eran llamadas Parcas por los romanos, quedando con nosotros un personaje masculino que trabaja en solitario, la parca que con su guadaña cosecha las almas de los hombres.

Destino Final (2000) se basa en la historia titulada “Vuelo 180” que se iba a convertir en un capítulo de la serie Expediente X, escrito por Jeffrey Reddick para la quinta temporada de 1998 pero finalmente no fue contemplado para la serie y reescrito como guión fílmico para la productora New Line Cinema.

New Line Cinema una productora que se caracteriza por arriesgarse a replantear e género de terror, como vimos con la serie fílmica en los ochenta, Pesadilla en Elm Street, en el nuevo siglo nos sorprende con un asesino serial diferente, en los noventa el cine de terror estuvo en decadencia, pero poco a poco fue revitalizado con nuevas propuestas, iniciadas con Scream: Vigila quien llama (1996), El Proyecto de la Bruja de Blair (1999) y también Destino Final (2000), que nos trajo un asesino en serie muy novedoso, la muerte o mejor dicho, la parca en busca de mantener su plan sobre el destino de los hombres.

La inspiración del guión se puede rastrear en la película La Profecia de 1976, donde una extraña fuerza demoníaca, asesina a los que están en contra del engendro del diablo, Demian, “asesinados” en espectaculares accidentes provocados por un ente invisible, adicionalmente, el fotógrafo Keith Jennings en el filme logra registrar en sus retratos, quienes y como fallecerán estas personas. De igual forma pasa en Destino Final 3 (2006) donde el personaje principal Wendy puede ver en fotografías, señales de cómo morirán sus amigos. Las premoniciones, señales del destino, son otro elemento de la saga, manifestándose de diferentes formas, como alguna tonada en la radio que de forma macabra vaticina como será el accidente, o palabras que casualmente deletrean m-u-e-r-t-e, también en imágenes miradas al azar pero por lo general estas señales son interpretadas muy tarde, llegan cuando el bao de “el ser de la guadaña”, sopla en la nuca de la víctima.

También el designio mismo de un plan de la parca, que es finalmente el asesino en serie de la saga Destino Final, manifestada como un ser consciente que ya tiene un plan determinado, frustrado por las visiones de un personaje que nunca buscó tenerlas y que debe enfrentar un ser invisible, que sólo se percibe como un aire frío que anticipa el destino de su próxima victima en una sucesión de accidentes, que terminan en la aparatosa muerte del desafortunado, el siguiente de la lista. Aunque son solamente conjeturas mías, parece que la misma muerte, cómplice de una macabra broma cósmica, muestra a uno de los desdichados como morirán, para que este saque a sus amigos del fatal accidente, dándole a la parca un pretexto para salir de la monotonía de sus designios establecidos e ir en caza de los sobrevivientes.  La moraleja de Destino Final: es imposible engañar a la muerte.

La saga Destino Final consta de 5 películas llenas de gore, ese es su gancho principal, como cualquier película slasher la cinta se va en las muertes de cada uno de los protagonistas. Aunque la historia fue muy original en su momento, poco a poco fue perdiendo frescura, ya en Destino Final 4 3D (2009) el agotamiento argumental era evidente, pues la cinta no aportó nada a lo ya visto, la productora New Line Cinema caracterizada por producciones de terror de calidad, optó por cerrar la historia dignamente en 3D con Destino Final 5 (2011) pero los rumores de una nueva secuela no se hacen esperar.

Tráiler de Destino Final (2000)

Más cine fantástico en: lapatasola.com/Twitter/Facebook

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: