EL 4º BATALLON NORFOLK ¿Desaparecido en combate?

En agosto de 1915, el frente ruso se desmoronaba bajo la presión de los turcos, para librar al aliado ruso de esta presión, el alto estado mayor del naciente imperio norteamericano decide iniciar una operación en las playas de Galipolli. El regimiento Norfolk tras desembarcar inició el avance hacia el interior del territorio turco, los regimientos avanzaban sin perder contacto visual.

norfolk

Estaba despejado y sin nubes, el 4º Batallón Norfolk se dirigía hacia la cota 60 del monte Sai Bari, los anzacs, miembros del ejército conjunto de Australia y Nueva Zelanda, comenzaron a murmurar sorprendidos, siguiendo el mismo rumbo una nube de unos 200m. con forma de huso llevaba la misma dirección que los soldados.

La nube finalmente los alcanzó, descendió sobre los hombres y literalmente se los trago, pues fue imposible ver lo que pasaba dentro de la nube. Transcurrido un cuarto de hora la nube comenzó a ascender suavemente y se reunión con unas nubes más pequeñas de forma esférica perfecta, desapareciendo el grupo de nubes hacia una dirección contraria al viento. Tras este extraño suceso presenciado por los anzacs no se encontró ni rastro del batallón Norfolk.

El misterio aumento al finalizar la guerra cuando los turcos aseguraban no saber el paradero de los hombres del batallón Norfolk. Finalmente se les dio, oficialmente, por desaparecidos o muertos en combate.

Esto es lo que contaron, cincuenta años después,  F. Reichard(zapador), R. Newman(zapador) y J.L. Newman(soldado), pertenecientes a una sección neozelandesa que participó en Gallipolli. Una historia cuestionada por muchos dada la tardanza en difundirla y porque el gobierno británico siempre ha defendido que el 4º batallón Norfolk nunca desapareció, salvo las bajas que se le supone al combate y que posteriormente fue destinado a Egipto. Sin embargo otros combatientes de la misma gran guerra también relatan extraños acontecimientos.

Uno de los sucesos más trágicos fue la aniquilación del Regimiento Rangers de Sherwood, desorientados al caer sobre ellos una espesa y repentina niebla se adentraron en territorio cubierto por la artillería pesada turca, fueron barridos por las explosiones y todos  desaparecieron.

Otro suceso realmente extraño que sucedió solo unos días después, fue la desaparición del 5º Batallón Norfolk (no el 4º). Persiguiendo al enemigo y en mitad del fragor de la batalla, aquellos valerosos 250 hombres, se adentraron en un bosque espeso, desaparecieron sin dejar rastro. Oficialmente muertos en acción.

En numerosas ocasiones a lo largo de la historia cientos de acontecimientos han pasado a engrosar la lista de las leyendas urbanas, supuestamente por la falta de rigor y pruebas de aquellos que los han narrado. El 4º Batallón Norfolk forma parte de esas leyendas, ¿Una supuesta abducción extraterrestre? ¿Una confusión por parte de unos soldados fuertemente sometidos a una situación para la que no estaban preparados?  ¿Una mera invención? O como explicaba el gobierno británico en relación al 5ª regimiento un curiosos caso de putrefacción acelerada que provocó que los cuerpos desaparecieran en apenas unas horas.

norfolk1

En 1707, 4000 hombres del archiduque Carlos de Habsburgo desaparecieron sin dejar rastro mientras cruzaban los pirineos; en 1858, un cuerpo expedicionario francés de 650 zuavos se evaporó camino de Saigón; en diciembre de 1923, 3000 soldados chinos apostados a lo largo de Yang-Tsé se volatilizaron durante la noche. ¿Deserciones masivas o hechos extraños sin explicación natural?, nunca lo sabremos.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...