CATASTROFES AEREAS. Mi crónica del programa

Marzo de 2004, eran las dos y media de la mañana. Uno de los compañeros que se encontraba a unos 200 metros del resto del grupo, llegó corriendo y diciendo. “¡He visto una niña, he visto una niña!”. La describía como de unos siete años, con melena oscura y unos intensos ojos azules. Enseguida hicieron una batida para buscar a la pequeña pero no encontraron nada de nada.

rodeos

Otro de los testigos de este misterio es un teniente que salió a hacer ejercicio físico por los alrededores de la base, aprovechando la carretera que va paralela a la pista, al pasar por los hangares, puedo ver claramente a una niña, con la cabeza hacia abajo y sin piernas, desplazarse sin tocar el suelo.

El 27 de Marzo de 1977, en el Aeropuerto de Los Rodeos, un cúmulo de desgraciadas casualidades, una intensa niebla, y varios errores humanos, provocaron el choque de dos aviones Boeing 747 en el que murieron 583 personas. Es el accidente aéreo con mayor número de víctimas mortales de la historia de la aviación.  Semanas después del accidente, en el aeropuerto de los Rodeos, muchos operarios han sido testigos de cosas extrañas, como voces, lamentos, llantos. Pero lo más impactante, es el misterio de la niña que ronda por el aeropuerto. Según dicen, al identificar todos los cadáveres, faltaba una niña, nunca se encontró el cuerpo.

En los últimos meses, desgraciadamente, la actualidad parece estar acompañada de una catástrofe  aérea. En realidad quizás no sean tantas, comparándolo con los centenares de aviones que a diario circulan nuestros cielos, el suceso imprevisto nos acontece a todos, y los aviones, no están exentos de ese suceso imprevisto. Pero una catástrofe aérea resulta ser una buena noticia, y los medios de comunicación, como es sabido, andan habidos de buenas noticias.

Desde el ya tristemente famoso “Malaysian Airlines MH320”, del que todavía quedan y, quedaran hasta el fin de los tiempos, demasiadas lagunas, la conspiración se ha sumado a todo cuanto envuelve a las catástrofes aéreas. “Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra”, todos nos sumamos a teorizar, especular y dar nuestro veredicto. ¿Pero qué pasa con las víctimas?

Cuatro científicos, varios padres y madres ejemplares y un puñado de excelentes personas, mención aparte de aquellos que a última hora decidieron no coger el vuelo. En toda la historia de la aviación ha habido 70.000 víctimas mortales, posiblemente los medios se hayan hecho eco de la vida de mil de ellos, el resto, personas anónimas cuyo nombre solo persiste en el recuerdo de unos pocos, familia o amigos.

Hoy no me apetece hablar de teorías, y mucho menos de culpables,  hoy me gustaría hablar de esos 69.000, los verdaderos protagonistas de las catástrofes aéreas, cuyas almas, estoy convencido, igual que pasa en el antiguo aeropuerto de Los Rodeos, siguen vagando, llorando y lamentándose por una desgracia que tal vez nunca debió ocurrir, pero que ocurrió, una desgracia en la que todos, con más o menos morbo, nos recreamos a menudo en demasía, olvidando lo realmente importante, a esas personas que iniciaron un viaje con un destino totalmente diferente al que finalmente resulto ser.

avion

La compañía Lufthansa ha decidido indemnizar con 50.000,- euros a los familiares de los fallecidos en el accidente del Airbus A320, esta noticia me devolvió a la memoria una frase muy conocida “Lo que tiene precio, poco valor tiene”. Creo que no hace falta explicación.

Fran González

TWITTER – FACEBOOK – BLOG

También te podría gustar...