Caso real de Eugenesia. Japón y su mejora de la raza (II)

La ONU critica al gobierno nipón por su negativa a recompensar a las víctimas.

Oficialmente querían acabar con enfermedades hereditarias. la realidad es que querían castrar a personas con discapacidad, muy discriminadas aún en Japón,.

No solo se trababa de erradicar enfermedades sino también de acabar con personas de baja extracción como Yumi Sato, la primera en llevar esto a los Tribunales.

“La operaron a los 15 porque , oficialmente, dijeron que tenía ‘debilidad mental hereditaria’ pero en realidad sólo arrastraba secuelas de una negligencia médica previa. Estas víctimas piden que el Gobierno nipón se disculpe e indemnice a quienes vieron violados sus Derechos Humanos. Y esperan que divulgando sus historias, otras muchas se atrevan a denunciar.

Tokyo se escuda en que aquello era legal entonces e  intenta que se desestime el caso aunque, pero la ONU ha abierto la puerta a ver cómo reparar la Memoria Histórica de esta barbarie



 

You may also like...