BINARY WALKING DEAD

De echo los mensajes en si no eran inquietantes, incluso algunos eran amables y muy bien educados.
El problema era que todos los mensajes provenían de personas muertas, todos mis antiguos conocidos, amigos y familiares difuntos con cuentas en la red se estaban comunicando.

La verdad es que la cosa se veía venir ya que su huella digital siempre había estado allí.

No eran hackers, ni piratas informáticos, todo esto quedó descartado por todos los servicios de información de los gobiernos, ni Dios sabia que era aquello.

Todas las religiones no sabían como afrontar el problema ¿Eran almas, eran códigos binarios, eran una puta broma divina?

Los muertos digitales empezaron comunicándose con sus antiguos colegas, parientes y amigos digitales, de una manera aparentemente muy cordial ( después supimos que los muertos son muy ladinos ) y colapsaron la red como si aquello fuera una mala séquela de Matrix. Rápidamente Norton saco a la venta un nuevo antiviruszombie y se forraron, también Microsoft se puso al loro con un nuevo Windows cadáver.2 que como siempre resulto un fiasco pero Bill Gates encabezó la lista Forbes de fortunas otra vez.

Pero los zombies empezaron una escalada de terror en las redes sociales, las clásicas fotos de gatitos para adoptar fueron sustituidas por selfies de cadáveres descompuestos. Mark Zuckerberg horrorizado vendió sus acciones de Facebook y chapó el negocio. La escalada zombie siguió creciendo hasta llegar a limites horripilantes llegando a invadir las redes con unos desnudos robados de Soraya Saenz de Santamaría.

Pero los gobiernos temblaron cuando un ataque zombie a sus mas íntimos secretos dejo como una chiquillada el escandalo Wikileaks de Julian Assange. Y así la ONU llegó a la solución final. Internet fue desmantelado, ordenadores, Smartphone y tabletas fueron prohibidos.

El mundo regreso a la era Gutenberg y la gente volvió a comunicarse con cartas, postales, telegramas y teléfonos analógicos. La vida digital había terminado.

Y con estas drásticas medidas se frenó a los zombies digitales.

Entonces se levantaron de sus tumbas.

 

Tom Roca  


 

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

A %d blogueros les gusta esto: